La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Otosclerosis

La otosclerosis es una de las causas más comunes de sordera progresiva en adultos jóvenes.

Otosclerosis

¿Qué es la otosclerosis?

La otosclerosis consiste en un crecimiento anormal del hueso del oído. En la mayoría de los casos, se puede recuperar la audición mediante una operación quirúrgica.

La otosclerosis es una enfermedad que afecta a los tres huesecillos situados en el oído medio, en particular, al estribo. Una parte del hueso crece de forma anormal, y este crecimiento impide que el estribo pueda vibrar con normalidad en respuesta a las ondas sonoras. En los primeros estadios de esta afección la persona afectada no lo nota.

Causas de la otosclerosis

La otosclerosis suele ser hereditaria, aunque pueden darse otras causas de forma aislada. Por ejemplo, se ha observado una relación entre el desarrollo de otosclerosis y casos de sarampión durante el embarazo. Puede afectar a ambos oídos pero es más común que ataque de forma más grave a un oído que al otro. Si la otosclerosis no se trata, la pérdida de audición suele empeorar progresivamente hasta producirse una sordera total a mitad de la madurez.

Se dice que uno de  los personajes más famosos víctima de otosclerosis fue Beethoven. Su sordera le impidió oír sus últimas composiciones.

Síntomas de la otosclerosis

El diagnóstico lo debe realizar un especialista, pero la persona afectada o sus parientes pueden detectar algunos síntomas.

Los entornos con mucho ruido de fondo crean confusión a las personas con sordera neurosensorial, sin embargo, en el caso de la otosclerosis, este desconcierto no se suele producir. A veces, las personas con otosclerosis pueden incluso oír mejor en entornos ruidosos, gracias a las altas frecuencias y al elevado volumen de las voces en estas circunstancias. Esta enfermedad suele afectar a frecuencias bajas más que a frecuencias altas.
Pueden aparecer otros síntomas como mareos, vértigo y tinnitus.

Tratamiento de la otosclerosis

Los audífonos son útiles para las personas que padecen una pérdida de audición conductiva, como es el caso de la otosclerosis. Sin embargo, el audífono no cura la sordera. Al tratarse de una sordera progresiva, será necesario utilizar audífonos más potentes a medida que pasa el tiempo. En los primeros estadios, los audífonos son de gran ayuda para aquellas personas que no desean someterse a una operación quirúrgica.

Por otro lado, este tipo de intervención se practica con mucha frecuencia y es relativamente sencilla. Existen dos procedimientos, uno consiste en extirpar la parte del estribo que ha crecido de forma anómala e insertar un diminuto implante (estapedotomía), y el otro consiste en  extraer el estribo por completo y remplazarlo por una pequeña prótesis (estapedectomía).

Mediante ambos tipos de cirugía el paciente puede recuperar la audición, y en muchos casos, los síntomas de vértigo y tinnitus también desaparecen.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.