La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Adaptarse a la pérdida de audición es posible

Ana María Hurtado, peruana de 54 años, profesora, madre y esposa es un ejemplo de superación y determinación.

Adaptarse a la pérdida de audición es posible

Desde hace varios años Ana María padece una discapacidad auditiva severa bilateral. Al principio fue duro, pero tras realizar algunos cambios en su estilo de vida ha conseguido  aceptar y adaptarse a su nueva situación.

Con la ayuda de sus audífonos digitales conectados a un dispositivo FM, una actitud positiva y siendo honesta al respecto le ha resultado más fácil. Y lo más importante, ha podido seguir dedicándose a la pasión de su vida, enseñar y aprender.

Asumirlo y adaptarse

Ana María acababa de graduarse como profesora de inglés a los 29 años cuando tuvo su primera pérdida de audición. Le diagnosticaron la enfermedad de Ménière, que se caracteriza por episodios de vértigo, náuseas y pérdida de audición.

Tras el diagnóstico y tratamiento le recomendaron reposo, ya que en esta enfermedad el estrés suele desencadenar nuevos ataques y empeorar así el grado de pérdida auditiva. Sin embargo, Ana María estaba tan concentrada en su carrera que al principio no le prestó mucha atención.

“La enfermedad remitió durante un tiempo. Pero volvió a atacar una y otra vez hasta quedarme con una discapacidad auditiva severa bilateral”, explica.

El proceso de adaptación es gradual

Ana María reconoce que el proceso de adaptación fue gradual y supuso realizar cambios en su estilo de vida.

“La discapacidad auditiva no es algo que se acepte al cien por cien, sino que es un proceso”, explica Ana María, “sobre todo para los sordos post-locutivos”.

La pérdida de audición afecta poco a poco en la vida diaria y aparecen dificultades en los asunto cotidianos.

“En aquel periodo, tuve grandes dificultades para seguir con la docencia. Al principio sentía algo de vergüenza y oculté mi hipoacusia. Pero me di cuenta de que no era bueno y me sentí mucho mejor cuando fui honesta al respecto”, comenta Ana María.

El médico le ayudó a adaptarse a su nueva situación. Ana María aprendió que aceptar la propia discapacidad y no ocultarla ayuda a la adaptación cognitiva y emocional de la nueva realidad.

“No todo el mundo lo entiende, pero sí la mayoría. Seguí desempeñando como maestra en la universidad con la ayuda de dos audífonos acoplados a dos dispositivos FM de asistencia a la audición. Me presentaba como sorda ante mis alumnos en la primera clase y les mostraba como funcionaban mis aparatos. Siempre tuvieron una actitud alentadora y de colaboración conmigo. Siempre pido a mis interlocutores que hablen alto y claro, de uno en uno, y que nos reunamos en lugares que no sean ruidosos”, cuenta.

Ser positivo es la clave

Para Ana María la clave está en tener una actitud positiva.

“Es cierto que con los audífonos no se escucha exactamente igual. Cada tecnología que se prueba requiere realizar un esfuerzo de adaptación propio y del entorno. La clave está en enfatizar todas las cosas que sí se pueden hacer y dejar de centrarse y lamentarse porque ya no se escucha igual,” explica.

Asimismo, es imprescindible contar con el apoyo del entorno familiar, de amigos y laboral.

“Yo he podido realizar cambios en mi vida. Ahora vivo en el campo, no en la ciudad. Participo con grupos pequeños de personas y siempre uso mi audífono conectado al dispositivo FM. Uso más el lenguaje escrito e internet. En fin, he reinventado mi vida. Pero lo he visto como una oportunidad para poner a prueba mi voluntad, y todos mis recursos cognitivos y emocionales”.

Nuevos objetivos

Ana María considera  que es crucial seguir teniendo y desarrollando nuevos objetivos. Así, ha podido continuar con la pasión de su vida, enseñar. En la actualidad da clases particulares y por internet.

“Para mí es esencial aprender y enseñar. Por eso ahora aprendo lengua de señas y quizás en un futuro, si mi audición empeora, pueda enseñarla o reforzar a niños sordos en sus tareas escolares”.

 

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.