La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

01 de abril de 2011

Buena alimentación, buena audición

Todavía no se ha encontrado una cura para la pérdida de audición, hasta el punto de poder prevenir o recuperar la capacidad auditiva. Nuestra audición se va deteriorando al envejecer, y en muchos casos se pierde por exposición al ruido, pero en los últimos años, los investigadores han descubierto que ciertos tipos de alimentación pueden retrasar o reducir la pérdida auditiva.

Buena alimentación, buena audición

Investigadores de la Universidad de Sydney analizaron los niveles en sangre de ácido fólico, vitamina B12 y homocisteína, en relación con el riesgo de padecer pérdida de audición por envejecimiento. Los datos indicaban que los niveles de ácido fólico por debajo de los 11 nanomoles por litro se asociaban a un aumento del riesgo de padecer pérdida de audición por envejecimiento del 34%. Asimismo, los niveles de homocisteína por encima de los 20 micromoles por litro se relacionaban con un aumento del riesgo del 64%. El estudio se basó en una población de 2.956 personas de 50 años en adelante.

En 2009, en el congreso anual de la Academia Americana de Otolaringología y la Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello en San Diego, los investigadores con sede en Boston habían descubierto que los hombres mayores de 60 años con alta ingesta de ácido fólico de alimentos y suplementos alimenticios tenían una reducción del riesgo de desarrollar una pérdida auditiva del 20%.

En 2007, en un estudio en el que participaron 728 hombres y mujeres de 50 a 70 años, científicos de la Universidad de Wageningen ponían de manifiesto que los suplementos de ácido fólico retrasaban la aparición de la pérdida de audición por envejecimiento en bajas frecuencias.

Ácidos grasos Omega 3

El aumento del consumo de ácidos grasos omega 3, y del pescado que lo contiene, puede reducir el riesgo de pérdida de audición relacionada con la edad, según un estudio de la Universidad de Sydney, Australia. Investigadores australianos observaron que ingerir pescado al menos dos veces por semana se asociaba a una reducción del riesgo de padecer pérdida de audición del 42% en aquellas personas mayores de 50 años, en comparación con personas que comían pescado menos de una vez por semana de media.

Vitamina A

Tener altos niveles de vitamina A está asociado a una baja incidencia de pérdida de audición. Estos son los resultados de un estudio realizado por investigadores japoneses. Los investigadores compararon la presencia de vitamina A en el suero de los sujetos del estudio con su capacidad auditiva.
Por último, investigadores de la Universidad de California en San Diego han descubierto que la proteína Sox2 está involucrada en el proceso por el cual las células madre se desarrollan en ganglios nerviosos, es decir, agrupaciones de cuerpos de neuronas o células nerviosas que envían la representación sonora al cerebro.

Más información en:

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.