La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Cada día oigo cosas nuevas

La vida personal y profesional de Sergio López no se ha visto limitada por tener una hipoacusia profunda neurosensorial bilateral.

Cada día oigo cosas nuevas

Sergio López es un brillante odontólogo de 31 años. Ha trabajado para una de las clínicas más prestigiosas de España y actualmente ha abierto su propia clínica en su pueblo natal en Murcia, España. Sergio ha obtenido recientemente el premio como primero de promoción en un master internacional de implantología y realizará el doctorado el próximo año.

En otras palabras, gracias a la lectura de labios y a sus dos audífonos, su vida personal y profesional no se ha visto limitada por tener una hipoacusia profunda neurosensorial bilateral.

De momentos difíciles a tiempos mejores

Su pérdida auditiva, causada por el sarampión o los medicamentos para curarlo, se le detectó de forma tardía a los dos años. Asistió a un colegio de sordos dónde con un enorme esfuerzo aprendió la lengua de signos y el lenguaje oral. Después de cuatro años, fue a un colegio de oyentes.

“En el nuevo colegio no me integré nada, pasé de tener amigos sordos a no tener ninguno, y lo pasé realmente mal”, comenta Sergio. “Nadie me entendía y, por supuesto, yo a ellos tampoco”.

Por entonces, llevaba audífonos de petaca y retroauriculares. “Hacían mucho ruido y me molestaban, por eso, apenas los usaba”, comenta Sergio.

Pero a los 14 años, su vida dio un giro de 360 grados.

“Gracias a un audioprotesista buenísimo me pongo por primera vez dos audífonos que me dan resultado”, explica Sergio. “Desde entonces los llevo siempre. Mi calidad de vida da un vuelco espectacular y mi comprensión del habla también. De hecho, mejora año tras año”.

Adaptación rápida y mejora paulatina

La adaptación a aquellos nuevos audífonos fue fácil y rápida. Semana tras semana, después de algunos ajustes, los sonidos se iban clarificando y los ruidos molestos iban desapareciendo.

“Antes gritaba mucho (para oírme algo), pero conforme pasaba el tiempo bajaba mi tono de voz. Personas que hacía tiempo que no veía me comentaban que había mejorado el habla extraordinariamente”, cuenta Sergio.

Por otro lado, la mejora fue paulatina. Cada día, Sergio oía y aprendía sonidos nuevos, y sigue haciéndolo. “Hace unos meses, oía unas cosas y no sabía qué eran, pregunté: ”˜¿eso qué es?”™”¦era el piar de los pájaros. Cada día oigo cosas nuevas”.

Sobretodo ventajas

“Llevar audífonos tiene muchas ventajas. Es un medio externo, si quieres un audífono más avanzado o se avería puedes restituirlo sin trauma alguno. Cada cinco años cambio de audífonos por iniciativa propia. Los avances en esta materia van muy rápidos (como los ordenadores), y noto la diferencia cuando adquiero nuevos audífonos”, comenta Sergio.

El único inconveniente que encuentra Sergio es a la hora de hacer deporte o ir a la discoteca. “Juego al tenis, navego y me gusta ir a la discoteca, pero en estas situaciones me los tengo que quitar, no se pueden mojar y tengo miedo de que un golpe accidental o el sudor los estropee”.

El apoyo familiar es fundamental

“Gracias al apoyo de mi familia la balanza se ha decantado por la correcta realización de mi persona”, dice Sergio. “Por ejemplo, cuando comencé la universidad me sentía inseguro y asustado pero mi padre insistió en que tenía potencial”.

“Mis padres también me inculcaron el hábito de la lectura desde que era niño. Leía mucho. Leer es fundamental para familiarizarse con las palabras y ayuda a minimizar las dificultades de comunicación”.

Sergio considera que la actitud de los padres sobre la pérdida de audición determina en gran medida el futuro del niño, y añade: “los padres deberían buscar un buen audioprotesista e invertir en unos buenos audífonos. Es la clave para tener un buen punto de partida para el desarrollo de sus hijos y que se puedan integrar tanto en la comunidad sorda como en la comunidad oyente”.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.