La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

De oyente perezosa a oyente experta

La mitad de una vida con pérdida de audición ha convertido a la canadiense Elizabeth en una oyente experta, una habilidad que le permite ganarse la vida como profesora de idiomas.

De oyente perezosa a oyente experta

Elizabeth Cherniak de Ontario, Canadá, pasó a ser adulta y discapacitada auditiva casi al mismo tiempo. Tenía 24 años y estaba recién licenciada cuando se enteró de que tenía una pérdida de audición. Probablemente debido a causas genéticas. Su madre padecía también pérdida de audición.
Le recomendaron que se pusiera un audífono. Aún recuerda cómo fue la primera vez que lo utilizó.
“En seguida me di cuenta de que podía oír sonidos como el gorgojeo de los pájaros. Llevaba puesto unos pantalones de pana y cuando comencé a andar podía oír el sonido que hacía la pana al rozarse”, cuenta Elizabeth. “También recuerdo que al salir de la clínica del audiólogo, el ruido de la calle me pareció atronador”.

Oyente experta
Hoy a sus 50 años, Elizabeth lleva la mitad de su vida con una pérdida de audición neurosensorial bilateral de moderada a severa que empeora gradualmente.
Su pérdida auditiva ha influido completamente en su vida de adulta, tanto para bien como para mal. Una de las consecuencias es que se ha convertido en una oyente experta.
“Como todo el mundo, antes era una oyente vaga y daba por sentado el gran regalo que es la capacidad de oír”, dice recordando los años cuando era una niña y adolescente con audición normal.
“Entonces me encontré de repente con una discapacidad auditiva y tuve que esforzarme mucho para concentrarme y escuchar. Esta experiencia me ha ayudado a desarrollar empatía por los demás y ser más paciente con otros y conmigo misma. He aprendido a ser una oyente experta y no una oyente perezosa”.

Educando a los demás
Elizabeth ha desarrollado una gran habilidad para escuchar, de la cual saca un gran partido como profesora de inglés para extranjeros. Considera que esta habilidad le hace estar perfectamente cualificada para este tipo de trabajo.
“Creo que tengo mucho que ofrecer a los estudiantes que se esfuerzan para comunicarse con el mundo oyente de habla inglesa. Sé mucho de eso. Lo he estado haciendo durante 25 años”, explica Elizabeth.
Incluso cuando no está trabajando sigue educando a los demás. Elizabeth cree que esto suele ocurrirle a cualquier persona que tenga pérdida de audición.
“Queramos este trabajo o no, la propia naturaleza de ser discapacitado auditivo significa que tienes que educar a los demás”, dice. “Las personas del mundo oyente no pueden comprender y no saben de nuestras experiencias”.
Por este motivo Elizabeth cree que es muy importante que las personas con discapacidad auditiva hablen claro y sean firmes, de buenas maneras, acerca de lo que les podría ayudar a oír mejor.
Los audífonos son imprescindibles
Para Elizabeth, sus queridos e imprescindibles audífonos digitales le ayudan a oír. Hace poco tiempo decidió volver a la universidad para hacer un master en Arte y Literatura Comparada y se compró un par de audífonos nuevos.

“Menos mal que me compré los audífonos digitales cuando me planteé volver a la universidad. No podría desenvolverme sin ellos”, cuenta. “Si no tuviera los audífonos, no sería capaz ni de trabajar ni de estudiar”.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.