La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

03 de febrero de 2003

Demanda judicial para acomodar a los espectadores con problemas auditivos en los cines

El cine es un lugar vedado para los muchos millones de personas con discapacidad auditiva en todo el mundo, debido a la falta de subtitulación.

Robert Todd, un niño americano de 15 años, es uno de los muchos que tiene dificultades para seguir una película, porque no puede oír muchas de las cosas que se dicen en la pantalla.

En junio de 2002, su padre, Rod Todd decidió llevar a juicio a la industria del cine americana y a algunas de las cadenas de cines más importantes, con la esperanza de obligarles a hacer que sus espectáculos sean más accesibles para los consumidores sordos o con discapacidades auditivas. Ha entablado un proceso judicial en un tribunal federal de Texas contra 12 productoras de películas y cadenas de cines. Como muchas asociaciones de personas sordas o con discapacidades auditivas, Rod piensa que al no proporcionar subtítulos, los distribuidores de películas y los cines están violando la Ley de Americanos Discapacitados, la cual protege los derechos de los americanos discapacitados desde 1990.

Se han probado muchos tipos de subtitulación en los cines, pero ninguno ha tenido éxito. Los abogados de Todd dicen que los estudios cinematográficos deberían proporcionar a los cines películas con subtitulación abierta, donde aparezcan los diálogos en la pantalla. Por el contrario, la industria cinematográfica se opone a la subtitulación abierta porque dice que distrae a los espectadores con audición normal. Sin embargo, los que están a favor de la subtitulación abierta señalan que los espectadores que pueden oír están ya muy acostumbrados a los subtítulos de la televisión, aeropuertos y gimnasios.

Pueden transcurrir meses e incluso años antes de que este caso quede resuelto en los tribunales.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.