La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

25 de marzo de 2008

Epidemia de pérdida de audición prematura en la juventud neozelandesa

Los iPods, reproductores MP3 y demás equipos de audio individuales pueden ser los responsables de la pérdida de audición entre los jóvenes neozelandeses, pudiendo llegar a provocar una epidemia de pérdida de audición que pasará factura tanto en términos de pérdida de calidad de vida como en términos económicos. Durante los últimos cinco años los gastos relacionados con la pérdida de audición se han duplicado.

Epidemia de pérdida de audición prematura en la juventud neozelandesa

La Corporación de Compensación por Accidente neozelandesa (ACC, abreviatura en inglés), está preocupada por las perspectivas de una epidemia de pérdida de audición entre las generaciones jóvenes por el excesivo uso de iPods, MP3 y demás equipos de audio individuales.

Gastos duplicados

Durante los últimos cinco años, los gastos relacionados con la pérdida de audición se han duplicado. La ACC gasta actualmente más de 40 millones de dólares neozelandeses anuales en indemnizaciones, aparatos de asistencia, atención médica, etc., para los discapacitados auditivos neozelandeses.

La mayoría de las indemnizaciones siguen estando relacionadas con trabajadores de las generaciones pasadas, que pasaron la mayor parte de su vida laboral sin la normativa actual de protección auditiva en entornos de trabajo ruidosos. Pero la mayoría de las futuras demandas de indemnización serán presentadas por la generación de los MP3, según John Wallaart de ACC.

Posible epidemia

Su pronóstico viene respaldado por un estudio llevado a cabo por la Fundación Nacional de Sordos de Nueva Zelanda, que muestra que siete de cada 10 personas menores de 30 años tienen signos de pérdida auditiva permanente después de escuchar música alta.

“El estudio confirma nuestras preocupaciones de que la generación de los MP3 se enfrentará a una epidemia de pérdida de audición,” dice Marianne Schumacher, directora ejecutiva de la fundación, que anima a los jóvenes neozelandeses a cuidar su audición ahora, para que puedan disfrutar del sonido en el futuro. Sólo se deben tomar una serie de sencillas precauciones. La más importante es bajar el volumen.

Necesidad de saber más

“Francamente no sabemos si los Ipods en sí mismos son prejudiciales para las personas. Existe una firme sospecha de que en realidad lo son, especialmente para aquellos que lo escuchan durante largos periodos de tiempo,” dice John Wallaart. En su intento de adquirir un mayor conocimiento, la ACC esta realizando importantes inversiones en investigación sobre la exposición al ruido y cómo controlarlo.

Fuente: The New Zealand Herald

http://www.hear-it.org/es/epidemia-de-perdida-de-audicion-prematura-en-la-juventud-neozelandesa

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.