La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

03 de diciembre de 2012

Falsos positivos en la detección de la pérdida auditiva en recién nacidos por cesárea

Un grupo de investigadores recomienda que no se realicen las pruebas de audición rutinarias a los recién nacidos por cesárea durante los primeros días de vida. De ese modo, se reducirán los falsos positivos en estas pruebas.

Falsos positivos en la detección de la pérdida auditiva en recién nacidos por cesárea

Los neonatos que nacen por cesárea suelen ser más propensos a dar falsos positivos cuando se les realizan las primeras pruebas de audición, incluso si su audición es perfectamente normal, sugiere el estudio.

El problema surge cuando las pruebas auditivas se realizan durante los dos primeros días de vida del bebé, exponen los investigadores. En ese momento, los recién nacidos por cesárea tienen un mayor índice de mostrar falsos positivos que los niños que nacen de parto natural.

Por tanto, para evitar tener que repetir pruebas innecesarias, y ahorrarles ansiedad a los padres, los autores del estudio aconsejan retrasar la realización de las pruebas auditivas a los niños que nacen por cesárea.

La Academia Americana de Pediatría recomienda que se realicen pruebas para la detección de la pérdida auditiva a todos los recién nacidos durante el primer mes de vida. En muchas ocasiones, estas pruebas se realizan antes de que el neonato abandone el hospital, aunque puede variar dependiendo del hospital y del país.

En el estudio se examinó a más de 1.600 niños nacidos en un hospital israelí, donde se realizan pruebas auditivas a todos los recién nacidos antes de que abandonen el hospital.

Falsa alarma

Los investigadores descubrieron que cuando a los bebés nacidos por cesárea se les realizaban las pruebas auditivas durante los dos primeros días de vida, el 21% no las superaba, en comparación con el 7% de los bebés nacidos de parto natural, lo que supone una diferencia del triple.

La diferencia se reducía cuando observaron a los bebés a los que se les realizaban las pruebas después de los dos días de vida: el 8% de los niños nacidos por cesárea y el 1% de los neonatos de parto natural no superaban las pruebas.

Finalmente, todos los niños a los que se remitió para repetir las pruebas auditivas las superaron, lo que indica que los primeros resultados habían sido falsas alarmas.

Los recién nacidos por cesárea suelen permanecer más tiempo en el hospital debido a que la madre necesita más días para recuperarse. Por lo tanto, retrasar las pruebas de audición no plantea un problema en la práctica.

Fluidos del oído medio

En el estudio no queda claro el motivo por el que los neonatos por cesárea son más proclives a mostrar peores resultados al realizarles las primeras pruebas de audición. No obstante, consideran que podría estar relacionado con los fluidos del oído medio. Normalmente, cuando el bebé nace por vía vaginal los fluidos que hay en el oído medio se expulsan en el trascurso del parto. Al nacer por cesárea, se elude el proceso natural y los fluidos del oído medio permanecen en el interior durante un par de días.

Los investigadores, con base en el Hospital Infantil Meyer de Haifa, Israel, publicaron sus hallazgos en la revista Pediatrics.

Fuente: www.reuters.com

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.