La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

17 de diciembre de 2007

Falta de información sobre la pérdida de audición para los padres

La pérdida de audición es uno de los defectos de nacimiento más comunes. Pero pocos saben lo que hay que hacer para proporcionar las mejores condiciones posibles a un recién nacido con pérdida de audición.

Uno de cada tres recién nacidos que no supera las pruebas de audición al poco tiempo de nacer no es diagnosticado, y muchos de ellos no reciben un seguimiento, según los datos proporcionados por la Asociación de Sordos y Discapacitados Auditivos Alexander Gramham Bell y el Centro Nacional de Gestión y Evaluación Auditiva enEE.UU. Como resultado, se producirá un retraso en el desarrollo del habla que después será difícil de superar. Un retraso en el desarrollo del habla puede en consecuencia afectar al desarrollo de las habilidades sociales.

Entre aquellos que son diagnosticados mediante el cribado auditivo, los padres de casi uno de cada cuatro no son informados de las posibilidades de asistencia que proporcionan los servicios de intervención temprana.

“Las opciones de los niños con pérdida de audición son más numerosas que nunca, pero necesitamos mejorar haciendo que estas opciones estén disponibles para ellos”, dice C. Everett Koop, Ex-Inspector General de Sanidad.

¡Más información, por favor!

Se ha avanzado mucho en los últimos años. A mediados de los 90, solamente siete estados de los Estados Unidos tenían leyes que obligaban al cribado auditivo en recién nacidos. Hoy en día, 40 estados ofrecen este servicio, y al 95 por ciento de todos los recién nacidos se les realizan pruebas de audición. La media de edad para recibir un primer diagnóstico de una pérdida de audición ha disminuido de 30 años a tan solo tres meses de edad.

“Hemos hecho avances increíbles, pero aún así los padres siguen sin estar preparados para la pérdida de audición o no conocen las opciones de tratamiento”, dice Karen Youdelman, presidenta de la Asociación Alexander Graham Bell. “No hay tiempo que perder. Somos responsables de asegurar que las familias sepan que los niños comienzan a aprender el lenguaje si lo oyen primero, y que los primeros meses de vida de un bebé son los más importantes”.

Una prueba de audición dura cerca de nueve minutos y debería realizarse antes de que el recién nacido cumpla un mes de edad.

Fuentes: www.healthyhearing.com; www.usatoday.com

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.