La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Ha nacido una activista 2/

El distrito escolar cubre casi todos los gastos, de casi 8.000 dólares americanos, para que así pueda tener la mejor audición posible. También le proporcionan un profesor asistente para ayudarle en la clase y facilitar así una comunicación perfecta entre el profesor y los alumnos.

Cuando comienza el nuevo curso Cassie Bryer les dice claramente a sus estudiantes lo que pueden esperar.

"Hola, mi nombre es Srta. Bryer y soy discapacitada auditiva. Si tenéis algún problema porque llevo audífonos, podéis ir a hablar con el director," les dice. También declara su clase como zona de silencio para evitar los ruidos y el desorden. Los cuchicheos están prohibidos mientras que las preguntas acerca de asuntos académicos son muy bienvenidas. "Y," añade, "nada de bromas acerca de mi audición."

Los estudiantes parecen aceptar estas reglas básicas. De hecho, es una profesora muy popular y respetada entre los estudiantes, especialmente entre aquellos de origen iraní, ya que durante muchos años ella fue la única profesora de la escuela que hizo el esfuerzo de comunicarse con ellos o con sus padres en su propio idioma, cuando era necesario.
La excepción fue un alumno en 1999 que no paraba de llamarle a la cara "cerda sorda." Ella no lo oía, pero un colega se lo dijo. Bryer tenía entonces audífonos analógicos. En la siguiente clase, les subió el volumen al máximo y cuando oyó al chico llamándola de nuevo "cerda sorda" informó al director de ese comportamiento tan humillante. Sin embargo, los padres del chico tenían influencias en la escuela y no se tomaron medidas para castigarle.
"Mis padres y amigos siempre me han querido tal como soy. Nadie me había llamado nunca cerda sorda. Entonces, mi hermana se puso en contacto con los de la Ley de Americanos con Discapacidad (ADA) y me dijo que mis derechos habían sido violados," dice Bryer.
Se negó a aceptarlo. Fue al subdirector de la escuela y le amenazó con tomar medidas legales sino disciplinaban a ese chico. Una investigación formal concluyó que el chico había cometido lo que la ley define como un incidente motivado por el odio hacia Bryer. Pero el chico se libró de que le cambiaran de escuela e incluso de hacer una disculpa formal.
Bryer atribuye el desarrollo de un cáncer de útero al estrés que le ha causado este incidente. Sigue estando dolida por la falta de apoyo del entonces director del colegio, pero está orgullosa de si misma por haber luchado por sus derechos y a la vez, por los de otras personas con deficiencias auditivas. A pesar de que las autoridades fracasaran en castigar al chico, Bryer recibió un gran apoyo por parte de sus compañeros de profesión y los estudiantes.
"Fue un momento decisivo para mí," dice Cassie. "Me convirtió en una activista."

Hoy día, en su escuela, obtiene un tratamiento excepcional. Como profesora de idiomas altamente cualificada, las autoridades escolares han reconocido que se encuentra en un campo con unas necesidades críticas, por lo tanto, se merece la mejor tecnología en audífonos y una asistencia constante en el aula. Desde luego que si algo ha ganado con su lucha, ha sido en obtener confianza. Su cáncer se ha curado y gracias a sus nuevos audífonos, es capaz incluso de arreglárselas por teléfono.

"Sólo un imbécil en 33 años, no está tan mal," comenta acerca del único incidente serio que ha tenido con un estudiante a lo largo de su carrera.

Así pues, la discapacidad auditiva de Cassier Bryer le ha enseñado que tener oído para los idiomas no está en los oídos sino en la cabeza y además, su lucha le ha enseñado que es necesario defenderse a uno mismo.

---

En enero de 2003, Bryer fue incluida en los premios "Who is Who Among American Teachers" ("Quién es Quién entre los profesores americanos"). Fue propuesta para obtener este honor por una de los estudiantes de la University High School, que como representante de la clase, nombró a Bryer como la profesora que más le había influido y motivado.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.