La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

La audición entre ancianos empeora

La audición entre ancianos empeora

La pérdida de audición se está expandiendo a pasos agigantados entre todos los grupos de edad, debido a nuestro cada vez más ruidoso estilo de vida; sin embargo, el envejecimiento sigue siendo es el factor principal.

Un cuarto de la población de más de 65 años sufre pérdida de audición, en la mayoría de los países industrializados y seguramente más, en el resto del mundo. Con más de 75 años, la mitad de las personas sufrirán pérdida de audición. Con más de 85 años, cuatro de cada cinco tendrán problemas auditivos. Tan serio y real como estas cifras es un posible aumento del índice de pérdida auditiva entre los ancianos, ya que la generación norteamericana de los "baby boomers" y otras generaciones similares de la post-guerra en otras partes del mundo entrarán en la vejez en las décadas venideras.

La pérdida de audición ya es la tercera enfermedad crónica más común entre los ancianos norteamericanos, después de la hipertensión y la artritis.

La pérdida de audición, según informa la National Academy on an Aging Society (Academia Nacional en una Sociedad en Envejecimiento), puede tener un gran impacto negativo en el estado de bienestar emocional, físico y social del individuo. Las personas con pérdida auditiva son más propensas a padecer síntomas depresivos, mostrarse descontentos con la vida, tener una salud funcional reducida y apartarse de la vida social. Aun así, según un estudio reciente publicado en la revista Journal of the American Medical Association, a la mayoría de los ancianos no se les diagnostica ni se les ofrece tratamiento para la pérdida auditiva.

Dos tercios de los ancianos con discapacidad auditiva no quieren recibir el tratamiento que les puede ayudar, a pesar de que los familiares suelen insistir para que lo hagan, y los estudios demuestran que el uso de audífonos puede devolver toda o casi toda la calidad de vida pérdida.

Fuente: Journal of American Medical Association, abril de 2003.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.