La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

29 de agosto de 2012

La hiperactividad de las células nerviosas del tacto puede explicar el pitido de los oídos

La exposición a ruidos fuertes puede causar cambios en el sistema auditivo. Se puede producir una pérdida de audición temporal, y aunque el tinnitus no aparezca de forma inmediata, puede llegar a desarrollarse a lo largo del tiempo.

La hiperactividad de las células nerviosas del tacto puede explicar el pitido de los oídos

Cuando nos exponemos a ruidos fuertes, no solo se ven afectados los oídos. Las células nerviosas somatosensoriales, es decir, el sistema sensorial que recibe y procesa el tacto en el rostro y el cuello, también es extremadamente sensible. Incluso una vez que la audición vuelve a ser normal, las neuronas del tacto mantienen un nivel de hiperactividad, que en parte puede ser la causa de que el tinnitus se desarrolle con posterioridad, indica el estudio.

Algunas personas que padecen tinnitus pueden llegar a modificar la intensidad y el tono del pitido que escuchan en sus oídos, al apretar las mandíbulas o presionar partes de su rostro o cuello. El tinnitus también puede producirse como consecuencia de una lesión en la cabeza o el cuello, o tras una intervención odontológica. Esto demuestra que existe una clara relación entre las células nerviosas del tacto y el tinnitus, expone la investigadora principal del estudio, Susan E. Shore, del Instituto Kresge de Investigaciones sobre la Audición de la Universidad de Michigan, Estados Unidos.

Posible tratamiento para el tinnitus

Tras la exposición a ruidos fuertes, las células nerviosas del tacto intentan compensar en exceso el fallo en la percepción de los estímulos auditivos. Como consecuencia se produce una hiperactividad que el cerebro interpreta como pitidos o zumbidos. Este ruido es lo que conocemos por tinnitus o acúfenos.

Los resultados de este estudio son de gran valor a la hora de desarrollar tratamientos para el tinnitus, ya que podría buscarse la forma de provocar que las neuronas somatosensoriales del tacto vuelvan a su nivel de actividad normal. De este modo, se ayudaría a muchas personas que escuchan un ruido constante de pitidos o zumbidos en los oídos.

Fuentes: www.uofmhealth.org y www.medicalnewstoday.com

Más información:

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.