La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

03 de febrero de 2014

La pérdida de audición podría estar relacionada también con la obesidad en mujeres

Un grupo de investigadores ha descubierto que las mujeres con un elevado índice de masa corporal y una circunferencia de cintura excesiva tienen más probabilidades de que el riesgo de sufrir pérdida de audición sea mayor.

En mujeres con un índice de masa corporal de 30 a 34, el riesgo relativo de padecer pérdida de audición es un 17% mayor, y si este índice es de 40 o superior, el riesgo es un 25% mayor en comparación con aquellas mujeres cuyo índice de masa corporal es menor a 25, según indica un estudio.

Asimismo, los investigadores descubrieron también que en mujeres con una circunferencia de cintura de 80 a 88 cm, el riesgo relativo de padecer pérdida de audición era un 11% mayor, y si su contorno de cintura era superior a 88 cm, el riesgo era un 27% mayor en comparación con mujeres cuya circunferencia de cintura era inferior a 71cm.

“Solemos considerar la pérdida de audición como parte inevitable del proceso de envejecimiento, pero estos hallazgos aportan pruebas de que factores de riesgo potencialmente modificables, como mantener un peso saludable y un estado físico activo, puede ayudar a prevenir la pérdida de audición o retrasar su progresión”, explica Sharon Curhan, doctora, profesora, autora principal del artículo e investigadora de la división Channing de medicina del hospital Brigham y de mujeres en Estados Unidos.

La actividad física reduce el riesgo

Uno de los aspectos más interesantes del estudio es el hecho de que aumentar la actividad física parece minimizar el riesgo de padecer pérdida de audición.

Las mujeres que realizaban ejercicio físico tenían un 17% menos riesgo de padecer pérdida de audición en comparación con las que no hacían ningún tipo de ejercicio.

Caminar, que era una de las formas de actividad física más mencionadas entre las mujeres, se asociaba a una disminución del riesgo de pérdida auditiva, andar dos horas a la semana o más minimizaba el riesgo en un 15%, en comparación con caminar durante menos de una hora a la semana.

La pérdida de audición sigue siendo un proceso natural de envejecer, pero el estudio demuestra que una dieta sana y el ejercicio físico pueden reducir el riesgo de la pérdida auditiva.

Estudio de cerca de 70.000 mujeres

Los investigadores se basaron en los datos de 68.421 mujeres recopilados en el estudio “Nurses”™ Health Study II” (“Estudio II sobre la salud de las enfermeras”), durante el periodo de 1989 a 2009. Los investigadores analizaron la información del índice de masa corporal, circunferencia de cintura, actividad física y autoinforme de pérdida auditiva. Los puntos de referencia e información actualizada se obtuvieron mediante cuestionarios bienales validados.

Los resultados fueron publicados en la revista The American Journal of Medicine.

Fuentes: www.scienceworldreport.com y www.news-medical.net

 

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.