La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Los granjeros ponen en peligro su audición

Según un estudio norteamericano, el 78 por ciento de los granjeros tienen pérdida de audición, un porcentaje considerablemente superior al encontrado en otras profesiones.

Los granjeros ponen en peligro su audición

La vida diaria en la granja se caracteriza por los altos niveles de ruido de los chillidos de los cerdos, tractores, sistemas de ventilación y demás maquinaria agrícola. Como consecuencia, los granjeros son particularmente propensos a padecer pérdida de audición. Esto queda reflejado en un porcentaje de discapacidad auditiva superior a la media en comparación con otros sectores del mercado laboral, según indica un estudio norteamericano. En un estudio anterior realizado en Suecia se obtuvieron resultados similares.

Excesivos niveles de ruido diarios
En el estudio estadounidense participaron 5.000 granjeros a los que se les preguntó acerca de su audición durante un periodo de 10 años. El estudio pone de manifiesto que el 92 por ciento de los granjeros estaban expuestos a niveles de ruido excesivos durante las tareas agrícolas. Como consecuencia, el 78 por ciento sufría problemas de audición y aun así tan solo el cuatro por ciento utilizaba audífonos.

Pocos protegen sus oídos
Utilizar protectores para los oídos en condiciones laborales ruidosas debería ser algo rutinario. Aun así, tan solo el 44 por ciento de los agricultores varones del estudio utilizaban protectores auditivos con regularidad. En Suecia, el 40 por ciento de los hombres usaban protectores auditivos, mientras que las mujeres granjeras eran más proclives a proteger su audición, el 78 por ciento de ellas utilizaban protectores de audición.
Los estudios confirman la importancia de utilizar protectores para los oídos. Se comparó a un grupo de cincuenta personas que utilizaba protectores de audición habitualmente con un grupo que no los usaba. Los resultados indicaban que había muchos menos casos de pérdida de audición entre los granjeros que usaban protección auditiva.

Otras medidas
Utilizar protectores para la audición es indiscutiblemente la mejor manera de prevenir los daños en la capacidad auditiva, pero no es la única. Niklas Adolfsson del Instituto Sueco de Agricultura e Ingeniería Medioambiental señala otras formas de reducir el ruido, por ejemplo, la insonorización de los establos y la compra de equipos más silenciosos a la hora de adquirir maquinaria nueva.

Efectos secundarios
Además de causar problemas de audición, el ruido tiene otros efectos secundarios, puede afectar a la capacidad de concentración del agricultor y contribuye a aumentar el agotamiento físico, afirma Adolfsson. Los granjeros suelen emplear mucha más energía para desempeñar sus tareas en entornos ruidosos. Además puede provocar otras lesiones laborales relacionadas.

Niveles de ruido típicos en una granja

  • Tractor 74-112 dB
  • Secadoras de grano 81-102 dB
  • El peine de la cosechadora 80 - 105 dB
  • Motosierra 77 - 120 dB
  • Trituradora de grano 93-97 dB
  • Chillidos de los cerdos 85-115 dB
  • Atomizadores agrícolas 85-106 dB

Fuentes: Hallandsposten; Servicio de noticias de la Universidad de Iowa, www.nsc.org

http://www.hear-it.org/es/los-granjeros-ponen-en-peligro-su-audicion

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.