La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

07 de noviembre de 2013

Los niños expuestos a VIH durante el embarazo tienen más riesgo de padecer pérdida de audición

Si una mujer embarazada está infectada con el virus del sida, el bebé tiene más riesgo de padecer pérdida de audición de nacimiento, aun cuando no llegue ha contraer el VIH durante la gestación.

Los niños expuestos a VIH durante el embarazo tienen más riesgo de padecer pérdida de audición

Según un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, los niños menores de 16 años que han estado expuestos al VIH durante su gestación tienen un mayor riesgo de padecer una discapacidad auditiva. Más de 200 niños y jóvenes de entre siete y 16 años participaron en un estudio estadounidense acerca de la relación entre la exposición al VIH y la pérdida de audición. Los resultados indicaban que la pérdida de audición afectaba al 9-15% de los niños que habían desarrollado el VIH, y al 5-8% de los niños que no habían contraído el virus al nacer pero cuya madre estaba infectada con el VIH durante el embarazo.

En comparación con la media de niños estadounidenses de 7 a 16 años con pérdida de audición, aquellos niños que daban positivo en VIH tenían un 200-300% más riesgo de padecer una discapacidad auditiva. Los niños de madres infectadas con el virus durante el embarazo, pero que al nacer no habían dado positivo en VIH, el riesgo de padecer pérdida de audición aumentaba en un 20% en comparación con la media.

Sin relación con las infecciones de oído

Estudios anteriores indican que los niños con VIH suelen ser más propensos a padecer infecciones del oído medio que otros niños. Padecer infecciones del oído medio de forma reiterada puede provocar pérdida de audición. No obstante, el estudio estadounidense, realizado por Peter Torre III de la Universidad de San Diego, Estados Unidos, muestra que en el 60 por ciento de los casos del estudio, la pérdida de audición se producía por un trastorno para transmitir los sonidos a los nervios auditivos del cerebro.

Esto indica que la pérdida de audición no se produce por una infección del oído medio.

"Aunque las infecciones de oído son más comunes entre los niños con VIH, esta no parece ser la causa de que su audición sea más propensa a sufrir daños", explica Peter Torre.

Asimismo, los investigadores descubrieron que los niños que habían desarrollado el virus del sida en una etapa posterior del crecimiento eran más susceptibles a tener una pérdida de audición. Aun cuando la enfermedad estuviese bajo control.

Prestar atención

Los resultados se publicaron en internet en la revista The Pediatric Infectious Disease Journal. El estudio recalca además la importancia de que los adultos que tienen relación con niños infectados con el VIH presten una mayor atención a este aspecto.

Padecer una pérdida auditiva aun siendo leve puede retrasar la adquisición de las habilidades del lenguaje en niños.

"Si los padres y profesores se dan cuenta de que un niño tienen problemas de audición, deberían tomar medidas compensatorias en los distintos entornos comunicativos, por ejemplo, hacer que se sienten en las primeras filas de la clase o evitar los entornos ruidosos", comenta Howard Hoffman del Instituto Nacional de Sordera y otras Habilidades Comunicativas, institución que financió el estudio.

Fuentes: www.medicalexpress.com y www.sciencedaily.com

 

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.