La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

21 de febrero de 2017

Los recién nacidos diagnosticados con el virus del Zika corren un alto riesgo de pérdida de audición

Según un estudio brasileño, los recién nacidos que padecen el virus del Zika pueden mostrar pérdida de audición. La pérdida de audición entre los niños sometidos a pruebas fue del 6% - sesenta veces más de lo normal.

Los recién nacidos diagnosticados con el virus del Zika corren un alto riesgo de pérdida de audición

Se sabe que la pérdida de audición puede derivarse de infecciones congénitas como la rubeola, el herpes simple y la sífilis. Pero también aparece en recién nacidos infectados con el virus del Zika.

En total, 4 de cada 60 (un 5,8%) de los niños examinados en el estudio mostraron signos de pérdida de audición en el periodo de tiempo en el que se llevó a cabo el estudio. Normalmente, solo 1 de cada 1.000 niños recién nacidos sufre pérdida de audición. Por lo tanto, el virus del Zika incrementa el riesgo de pérdida de audición unas sesenta veces sobre lo normal.

Teniendo en cuenta la correlación tan estrecha entre el virus del Zika y los riesgos de pérdida de audición, todos los niños nacidos de mujeres diagnosticadas con la infección del virus del Zika deberían someterse a pruebas para comprobar si su capacidad auditiva se ha visto afectada por la infección de la madre.

Los investigadores examinaron el umbral auditivo de los niños como método para predecir si su capacidad auditiva había resultado dañada por la infección del virus del Zika. En el estudio se consideró pérdida de audición si el umbral auditivo de los niños superaba los 25 decibelios por debajo del nivel auditivo normal. El estudio consistió en dos pruebas con un intervalo de un mes. Si los resultados de la prueba de un niño eran atípicos en ambos casos, se diagnosticó pérdida de audición.

Sobre el estudio

El estudio fue realizado por Mariana C. Leal, catedrática de otorrinolaringología de la Universidad Federal de Pernambuco de Brasil. Se llevó a cabo entre noviembre de 2015 y mayo de 2016, e incluyó a 70 niños de entre 0 y 10 meses con un diagnóstico positivo de Zika y microcefalia. La microcefalia es una afección que produce que el cerebro no se desarrolle adecuadamente, lo que resulta en una cabeza físicamente más pequeña cuando nace un bebé.

Fuentes:www.healio.com/ ywww.cdc.gov

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.