La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Advertencia: Mantenga los juguetes ruidosos fuera del alcance de los niños

El ruido de los juguetes puede ser demoledor para la audición de los niños.

Advertencia: Mantenga los juguetes ruidosos fuera del alcance de los niños

Algunos de los juguetes infantiles más comunes, como por ejemplo, los sonajeros, juguetes con música, teléfonos y pistolas de juguete son peligrosamente ruidosos, y literalmente deberían mantenerse fuera del alcance de sus supuestos usuarios. Algunos juguetes, si se sujetan muy de cerca, producen un nivel de ruido aun peor que el ruido producido por un avión al despegar, según las mediciones publicadas por la asociación estadounidense League for the Hard of Hearing.

No siempre se encuentran las advertencias adecuadas en los juguetes o en las cajas donde vienen. Las normativas y reglamentos sobre los juguetes y el ruido son inexistentes.

Para los padres o cuidadores de la guardería no siempre es obvio que un juguete es peligroso. En las manos de un adulto, un juguete ruidoso puede parecer un poco ruidoso pero inofensivo, ya que lo sujetan a mayor distancia con sus brazos. Sin embargo, hay que tener presente que los niños tienen los brazos más cortos y una audición sensible y sin madurar. El ruido de un juguete cerca del oído de un niño puede producirle daños severos irreversibles.

La asociación League for the Hard of Hearing señala que muchos de los juguetes ruidosos de hoy día indican en su embalaje que cumplen con los requisitos de seguridad de la Sociedad Americana de Pruebas y Materiales ASTM F963 (American Society for Testing and Materials). Los requisitos de seguridad exponen que los juguetes no deben producir ruidos impulsivos, con un nivel de presión sonoro repentino superior a los 138 decibelios, a una distancia de 25 cm. desde la parte externa del juguete. Esta cifra es más alta que el sonido de un avión a reacción al despegar o el de una taladradora.

La Comisión Estadounidense de Seguridad en Productos de Consumo no trata ninguna normativa con el tema del volumen de los juguetes. Sin embargo, en el lugar de trabajo, los adultos están protegidos por normas de seguridad establecidas por el Departamento de Seguridad y Salud Ocupacional, OSHA (abreviatura inglesa). La OSHA postula que una exposición continua a niveles de ruido por encima de los 85 dB puede, con el tiempo, dañar la capacidad auditiva.

Fuente: League for the Hard of Hearing, 2003.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.