La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

28 de junio de 2012

Mayor sensibilidad a las vibraciones

Las personas con una pérdida de audición hereditaria específica, llamada DFNA2, son más sensibles a las vibraciones de baja frecuencia.

Mayor sensibilidad a las vibraciones

Las personas con una pérdida de audición hereditaria, llamada clínicamente DFNA2, son también más sensibles a las vibraciones. Esta es una de las conclusiones de un estudio realizado por un equipo de investigadores alemanes que sostenía que los pacientes con DFNA2 eran extremadamente sensibles a las vibraciones.

La pérdida de audición DFNA2 se produce por una mutación genética que afecta al funcionamiento de las diminutas células ciliadas del oído interno. Las células ciliadas del oído interno son las que trasmutan las ondas sonoras. Las vibraciones de estas ondas activan un flujo de iones de potasio de carga positiva en las células ciliadas. Así, estos iones de potasio fluyen por un canal en la membrana celular y se expulsan desde las células ciliadas. La mutación DFNA2, también conocida en términos técnicos como molécula proteínica KCNQ4, daña la canalización de potasio, y el exceso de presión provoca la muerte de estas células sensoriales.

Percepción de vibraciones muy lentas

Los pacientes con este tipo de pérdida de audición podían percibir vibraciones muy lentas que pasaban desapercibidas para el grupo de control sano. Esto se debe a que la mutación KCNQ4 produce un cambio en los mecanoreceptores normales del sentido del tacto.

“Hemos descubierto que la KCNQ4 está presente, además de en el oído, en algunas células sensoriales de la piel. Esta circunstancia nos llevó a sospechar que la mutación podría también afectar al sentido del tacto. Y eso exactamente es lo que hemos demostrado en nuestra investigación”, explica el profesor Thomas Jentsch del Instituto Leibniz de Farmacología Molecular (FMP), investigador jefe del estudio en colaboración con el Centro Max Delbrück de Medicina Molecular Berlin-Buch (MDC).

Estos resultados se publicaron en la revista Nature Neuroscience.

Fuentes: cordis.europa.eu y www.eurekalert.org

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.