La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Oír o no oír esa es la cuestión

Verónica ahora usa su audífono a diario, sin embargo, su historia es un ejemplo de desarrollo personal, de estar avergonzada a sentirse orgullosa y aceptar su situación.

Oír o no oír esa es la cuestión

Verónica Sukaczer descubrió su talento en la vida a pesar y gracias a tener una hipoacusia neurosensorial bilateral progresiva. Verónica es madre, esposa y escritora, y vive en Argentina con su marido y sus dos hijos, donde ha ganado el Segundo Premio Nacional de Literatura Infantil 2012. Su pérdida de audición le hizo fuerte e independiente.

De un problema doloroso a una aceptación progresiva

Cuando Verónica tenía 6 años, su madre se dio cuenta de que algo no iba bien con la audición de su hija. Visitaron a varios especialistas y obtuvieron distintos diagnósticos, desde una pérdida de audición moderada hasta una otosclerosis coclear. En aquel tiempo, los médicos recomendaron a su familia que no dieran mucha importancia al asunto y durante muchos años su pérdida de audición se convirtió en algo inexistente, pero que de alguna manera, hizo más difícil el poder superarlo y aceptarlo. De hecho, su pérdida auditiva se convirtió en el centro de su existencia.

La primera vez que le propusieron usar un audífono tenía quince años, se negó a utilizarlo porque no quería ser distinta a los demás.

“Unos años después acepté que me hicieran un audífono intrauricular, pero lo usaba solo en ocasiones especiales”, recuerda Verónica.

De adolescente su pérdida de audición le dolía. En la escuela estaba avergonzada porque no podía oír bien. Se convirtió en una persona tímida, cosa que no era, y se refugió en los libros.

“Leer abre el mundo a las personas con pérdida de audición”, afirma Verónica.

Sin embargo, no fue hasta bien entrados los 20 años cuando Verónica comenzó a aceptar su condición y a sacar partido de las nuevas tecnologías.

“Por supuesto pienso que muchas cosas me hubieran resultado más fáciles si hubiera podido decirle a los demás que era hipoacúsica”, explica Verónica.

Por otra parte, su pérdida auditiva le hizo fuerte e independiente, y lo más importante, se convirtió en una lectora insaciable que a su vez le hizo descubrir su talento, la escritura. Verónica se licenció en periodismo y tiempo después se convirtió en escritora. Ha escrito cerca de 20 libros.

Cuestión de desarrollo personal

En la actualidad, Verónica tiene una pérdida de audición neurosensorial bilateral progresiva de la que puede hablar ahora abiertamente.

“Cuando fui mamá, a mis 30 años, comencé a usar mi audífono a diario, desde que me levanto hasta que me acuesto”.

Verónica considera que su cambio de actitud fue una cuestión de desarrollo personal, crecer y madurar.

A lo largo de su vida ha utilizado varios audífonos. Para ella, en el proceso de adaptación es fundamental tener paciencia y una buena calibración profesional. “Después de varias calibraciones y ajustes, entonces me encuentro escuchando cómodamente y bien, y mejor que con el audífono anterior”, explica.

Tener paciencia y colaborar con el audioprotesista es crucial para calibrar los audífonos, dice Verónica. “Soy muy exigente y estoy un poco molesta con este tema, sobre todo porque cuando era chica, mis primeros audífonos eran calibrados casi sin mi participación”.

Cambios para mejor

Al usar audífonos todo cambió. Durante muchos años se negó a utilizarlos, entre otras cosas, porque temía la dependencia que le provocarían.

“Por supuesto eso pasa, pero luego uno se da cuenta de que es para mejor, que no hay medias tintas entre oír y no oír”, comenta.

“Siempre fui independiente, pero me volví más segura. El audífono me ayuda muchísimo, la ventaja es escuchar. Con audífono escucho mucho del ruido ambiente, las voces, la música, participo en las reuniones y desarrollo mi vida profesional”.

Para Verónica usar audífonos es como llevar gafas. Al principio puede ser molesto y lleva tiempo acostumbrarse a ellos. “Un día uno se descubre tocándose la oreja o yendo a la ducha, porque no se acuerda que lleva el audífono. Pasa a ser parte de uno mismo. Y escuchar con audífono se transforma en la ”˜normalidad”™”.

Hoy en día, Verónica sigue trabajando, no tanto como periodista sino como escritora, cuyo talento ha sido reconocido con el Segundo Premio Nacional de Literatura Infantil 2012. Además sigue estudiando. Ha terminado un curso de Logogenia, que es un método para ayudar a los niños sordos a desarrollar las habilidades lingüísticas. De esta forma, ha conocido a muchas personas con problemas de audición y de algún modo, se ha redescubierto a ella misma.

 

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.