La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

02 de diciembre de 2008

Plataforma para mejorar las condiciones de los niños norteamericanos con pérdida de audición

Doce puntos estratégicos pretenden asegurar un tratamiento profesional y la eliminación de las barreras económicas y los prejuicios para los niños norteamericanos con pérdida de audición.

Plataforma para mejorar las condiciones de los niños norteamericanos con pérdida de audición

La organización norteamericana sin ánimo de lucro Better Hearing Institute, (abreviatura inglesa BHI), pone de manifiesto que muchos e importantes aspectos del desarrollo del niño dependen de tener acceso a la comunicación.

La comunicación es fundamental para la adquisición del lenguaje, el desarrollo cognitivo, el bienestar emocional y social y la capacidad intelectual. Los niños con pérdida de audición sin tratar o mal tratada que carecen de acceso a la comunicación por informaciones erróneas, negligencias, infravaloración, prejuicios y barreras económicas están destinados a tener un bajo rendimiento como adultos.

Según el BHI, la mayoría de los niños norteamericanos con pérdida de audición no utilizan audífonos. Se les deja de lado porque no encajan dentro del paradigma existente, demasiado restrictivo, de los discapacitados auditivos.

Basándose en esto, el Better Hearing Institute ha desarrollado una plataforma con 12 puntos estratégicos para mejorar las condiciones de los niños norteamericanos con pérdida de audición.

El BHI hace hincapié en la necesidad de un tratamiento profesional y un seguimiento sistemático, y aspira a reducir los obstáculos económicos para poder tratar a los niños con menos recursos.

Además, el BHI pretende minimizar los prejuicios sobre la pérdida de audición entre los profesionales, padres, educadores y la sociedad en general. Finalmente, el BHI intenta crear una conciencia general para prevenir la pérdida de audición.

Fuente: Hearing Review.
Publicado en hear-it el 2 de diciembre de 2008.

La plataforma 12 puntos estratégicos del BHI

La plataforma del Better Hearing Institute consta de los 12 puntos siguientes:

  • Cribado auditivo universal en recién nacidos: El 100 por cien de los niños deberían tener la oportunidad de que les realicen pruebas de audición al nacer.
  • Abogar por un seguimiento del recién nacido: Cuando el recién nacido no supere las pruebas de audición, debería hacerse un seguimiento total por parte de los padres para que se le realicen pruebas diagnósticas adicionales. Algunos padres esperan demasiado tiempo, hasta que existe un retraso evidente en el desarrollo del habla y el lenguaje de su hijo. Otros no han sido remitidos al especialista o no han recibido los resultados de las pruebas. Por tanto, es necesario aclarar a los padres el camino a seguir.
  • Programas de formación: Es necesario que los padres, pediatras y educadores reciban formación acerca de los signos de la pérdida de audición en niños. Muchos padres simplemente no son conscientes de que sus hijos tienen una pérdida de audición.
  • Evaluaciones en la escuela por edades: La puesta en marcha de evaluaciones en las escuelas por edades a nivel global puede marcar la diferencia a la hora de identificar a los niños con riesgo de pérdida de audición lo suficientemente temprano para asegurar una mejora en su rendimiento intelectual y en el desarrollo del habla y el lenguaje.
  • Mejorar el acceso a la tecnología: Sólo el 12 por ciento de los jóvenes norteamericanos con pérdida de audición utilizan audífonos para paliar su pérdida auditiva. Eliminar las barreras para que los jóvenes estadounidenses puedan adquirir audífonos aumentará su competitividad con los demás jóvenes con audición normal. El BHI apoya las leyes que favorecen los créditos fiscales para que las personas dependientes, además de los adultos de 55 años o mayores, puedan obtener audífonos. El BHI también defiende la cobertura total de los seguros médicos que aseguren a los niños el acceso a la tecnología.
  • Formación profesional sobre el tratamiento de la pérdida de audición con audífonos: Un asesoramiento inadecuadado proporciona información errónea a los padres de que la pérdida de audición de su hijo no es lo suficientemente grave como para tomar medidas. Muchos profesionales necesitan recibir formación adicional sobre las posibilidades disponibles.
  • Derivar al especialista adecuadamente: Cuando un padre, médico de familia o educador sospecha que un niño tiene pérdida de audición debería ser remitido al especialista en otorrinolaringología, formado y cualificado para evaluar y diagnosticar la pérdida de audición pediátrica.
  • Ampliar el paradigma de tratamiento de la pérdida de audición: Los protocolos pediátricos y los programas educativos de la Ley de Educación para Personas con Discapacidad se centran en los tratamientos a niños con pérdida de audición severa y profunda. Se debería ampliar el paradigma para tratar además a niños con pérdida de audición leve, moderada y unilateral.
  • Eliminar los prejuicios de la pérdida de audición en niños como motivo para no tratarla: Muchos padres dicen que no han adquirido audífonos para sus hijos debido a los prejuicios sobre la pérdida de audición que sienten ellos mismos, otros niños o bien los propios médicos. Es necesario crear programas educativos para reducir los prejuicios sobre la discapacidad auditiva en niños.
  • Disponibilidad de ayudas tecnológicas para todos los padres de niños con pérdida de audición sin tener en cuenta sus ingresos: En los Estados Unidos, ningún niño debería carecer de acceso a la comunicación por problemas económicos. Los servicios sociales estatales y locales y los programas educativos, sin olvidarnos de los seguros médicos, deberían dar cobertura total a los niños con pérdida de audición.
  • No infravalorar la pérdida de audición en niños: La pérdida de audición que precisa tratamiento no debe ser subestimada al etiquetarla de pérdida “leve”. Lo que no supone una discapacidad para un adulto, puede ser un grave handicap para un niño, que asiste a la escuela y está adquiriendo el lenguaje. Incluso una pérdida de audición leve puede interponerse en la capacidad del niño para intentar oír el habla y el lenguaje en su entorno.
  • Prevenir para proteger la audición de los niños norteamericanos: Un elevado 13 por ciento de los jóvenes estadounidenses experimenta signos de pérdida de audición inducida por ruido de forma temprana. Cerca de un tercio de las pérdidas de audición en los Estados Unidos se pueden prevenir mediante hábitos de escucha saludables. Se necesitan programas educativos a gran escala para enseñar a los padres y a sus hijos a proteger su preciado sentido de la audición.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.