La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

19 de agosto de 2004

Reducción del ruido de aterrizaje

El ruido atronador de los aviones al acercarse a tierra puede ser reducido substancialmente si las aerolíneas y las autoridades adoptan una nueva técnica desarrollada por científicos norteamericanos.

La nueva técnica puede suponer una medida de alivio del ruido para millones de personas que viven bajo las zonas de vuelo de los grandes aeropuertos, además de ahorrar combustible en el proceso. Con este nuevo método de descenso continuo, un avión que se va aproximando se mantiene en lo alto más tiempo de lo que es la práctica actual, y entonces planea hacia la pista de aterrizaje con los motores parados, reduciendo así el ruido del motor. En una prueba reciente de esta técnica, el ruido en tierra se reducía en 6 decibelios.

El ruido de los aeropuertos es uno de los peligros diarios que contribuyen a producir pérdida de audición, así como problemas de salud físicos y psíquicos. Una reducción del ruido de los aviones al aterrizar puede resolver un problema que está atormentando a muchos barrios y puede ayudar a la construcción de pistas de aterrizaje, ayudando así a reducir el tráfico aéreo y los retrasos a la hora de viajar. Actualmente, son los controladores aéreos los que guían a los aviones, junto con la utilización de los potentes motores hasta una zona cercana al aeropuerto, donde el avión intercepta la señal de radio que ira siguiendo al descender hacia la pista. Sin embargo, al utilizar el ordenador de abordo, el propio piloto puede dirigir el avión al punto de altura aérea exacta, donde la señal de radio puede interceptarse, con lo que el avión puede seguir esta emisión, planeando lentamente hacia el aeropuerto.

Se ahorra en fuel y se reduce la contaminación al mismo tiempo, todo esto sin ningún tipo de innovación tecnológica.

John-Paul Clarke, jefe de la investigación y profesor asociado del Instituto de Tecnología de aeronáutica y astronáutica de Massachussets, comenta acerca de la nueva técnica de aterrizaje al periódico The Boston Globe:

"Uno se lleva más por el mismo precio."

Los bajos niveles de ruido de esta técnica a mayor altura y el planeo de los motores podrían ser beneficiosos para los millones de personas que viven en las cercanías de los aeropuertos, a unos 12-24 kilómetros. Desgraciadamente, no existe ningún alivio a la vista para personas que vivan a unos 8 kilómetros de un aeropuerto con la nueva técnica de aterrizaje.

Fuente: The Boston Globe, 21 de diciembre, 2003.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.