La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Ruidos que los niños deben evitar

El ruido excesivo no solamente daña la audición de los niños. Afecta también al desarrollo del lenguaje, la capacidad para leer y aprender, y en las relaciones sociales.

Ruidos que los niños deben evitar

Una exposición constante a niveles de ruido superiores a los 85 decibelios, durante un periodo de tiempo, produce daños en la capacidad auditiva.

Este nivel de ruido es equivalente al ruido del tráfico en la ciudad. Aun así, nuestros chavales se exponen a ruidos mucho más elevados cuando van a las salas de juegos recreativos, juegan al ordenador o escuchan música alta en el estéreo, en los cascos o van al cine a ver una película.

Según la Asociación Norteamericana League for the Hard of Hearing, las salas recreativas pueden superar los 110dB, los sistemas estéreos y los juegos de ordenador pueden alcanzar los 135 dB, los estéreos individuales con cascos producen un sonido de hasta 105-110 dB, mientras que las películas de acción tienen un volumen que va más allá de los 90 dB.

Los niños no suelen ser conscientes de las consecuencias de estar de forma prolongada en estos ambientes ruidosos. Por lo tanto, es responsabilidad de los padres mantener al mínimo los niveles de ruido. Deben limitar el tiempo que los niños pasan en los juegos recreativos, enseñarles a bajar el volumen de los videojuegos, los estéreos, y exigir que los distribuidores de películas y los propietarios de los cines limiten los niveles en decibelios.

Fuente: League for the Hard of Hearing, 2003

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.