La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

07 de octubre de 2010

Se duplica la pérdida de audición entre las adolescentes

Un estudio publicado en la revista American Journal of Adolescent Health muestra que la pérdida de audición de altas frecuencias ha aumentado entre algunas adolescentes, de cerca de un 10 por ciento a casi un 20 por ciento en 24 años.

Se duplica la pérdida de audición entre las adolescentes

Investigadores estadounidenses examinaron la audición de 8.710 chicas adolescentes que habían vivido en centros de acogida entre 1985 y 2008. Al comenzar el estudio, se diagnosticó pérdida de audición de altas frecuencias al 10,1 por ciento de las chicas en acogida. Veinticuatro años más tarde, la cifra casi se había duplicado alcanzando el 19,2 por ciento, según los investigadores.

Entre las adolescentes a las cuales se les había diagnosticado una pérdida de audición, el porcentaje de casos de pérdida de audición leve o de pérdida de audición más severa había aumentado del 26 por ciento en 1985 al 61 por ciento en 2008.

Desde 2001, los investigadores también consultaron a las adolescentes acerca del uso de reproductores de audio, como los MP3. En 2001, el 18 por ciento declaraba que escuchaba música a través de auriculares. En 2008, esta cifra se había multiplicado por cuatro, elevándose al 76 por ciento. Más aún, el número de chicas que escuchaban música en estos reproductores durante más de tres horas al día se había triplicado durante este periodo, según el estudio.

El tinnitus se ha triplicado

La incidencia de tinnitus se había triplicado del 4,6 por ciento en 2001 al 12,5 por ciento en 2008. Entre las adolescentes con tinnitus, el 99,7 por ciento usaba reproductores de audio.

Las adolescentes que escuchaban música en estos aparatos tenían un 80 por ciento más riesgo de padecer una discapacidad auditiva que aquellas que no los usaban.

Aunque los resultados del estudio indican una asociación entre los reproductores de audio individuales y los problemas auditivos, no se puede demostrar una relación causa-efecto, según la autora del estudio, la catedrática Abbey Berg, del departamento de biología y ciencias de la salud de la Universidad de Pace en Nueva York.

Además de la exposición al ruido por usar reproductores de audio individuales, existían otros factores como la pobreza, la mala calidad del aire, el abuso de las drogas y los comportamientos temerarios que podrían sumarse a las causas de la pérdida de audición, explica la investigadora.

Fuentes: www.latimes.com y www.businessweek.com

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.