La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Sé sincero acerca de tu pérdida de audición

Andrea Maihofer tiene pérdida de audición desde la infancia. Ha pasado de no saber cómo contar lo de su pérdida de audición a los demás, a ser totalmente sincera al respecto siempre que sea necesario.

Sé sincero acerca de tu pérdida de audición

A Andrea Mainhofer de 53 años, catedrática y directora del Centro de Estudios de Género de la Universidad de Basilea en Suiza, le gusta llamar a las cosas por su nombre. Según su propia experiencia, se debe ser lo más sincero posible respecto a la discapacidad auditiva.

“Tengo una discapacidad auditiva y siempre utilizo la palabra discapacidad. No existe ninguna razón para irse por las ramas. Creo que es la única manera de que la gente preste atención. La palabra discapacidad es una palabra mucho más fuerte, que decir por ejemplo, daño auditivo,” explica Andrea.

“Sufrí mucho cuando era joven. Simplemente no sabía como explicar que tenía un problema de audición. Hasta que no fui a la universidad no me di cuenta de que era yo la que tenía que dar el primer paso, sacar el tema de la discapacidad auditiva y explicar a la gente cómo tenía que hablarme para que pudiera entender lo que decían. Desde entonces, he sido proactiva. Explico que tengo un problema de audición sin rodeos, y si noto que tienen interés sobre el tema, hablo de ello. Muchas personas reaccionan positivamente.”

Dolida y ofendida

Andrea Maihofer da clases y hace entrevistas para los medios de comunicación, dirige seminarios como parte de su trabajo, y conoce a mucha gente. A veces le molesta tener que repetir una y otra vez a las mismas personas que tiene una discapacidad auditiva.

“Durante las conversaciones, las personas suelen olvidar rápidamente que no oigo bien, y que tienen que hablar alto y vocalizar,” explica.

Puede llegar a sentirse dolida y ofendida. A veces, esto le enfada. Y como consecuencia, evita a las personas que ignoran su problema auditivo. Aunque por otro lado, Andrea Maihofer ha desarrollado su propia estrategia para resolver el problema.

“En mi trabajo, estudio e intento identificar y explicar las desigualdades, y sé que un trato idéntico no siempre es la solución. Esto me ayuda a sobrellevarlo. Para mi no sirve que las personas se comporten conmigo exactamente igual que con el resto,” explica Andrea.

Trabajo y esfuerzo

Andrea Mainhofer nació con una discapacidad auditiva. Su padre y dos de sus familiares también tenían pérdida de audición. Su pareja y su hija de 12 años tienen audición normal.

“En mi infancia, realmente no me daba cuenta de que no podía oír como los demás,” recuerda Andrea. “Pero tenía muchísimos problemas en el colegio. Los profesores olvidaban a menudo que tenía una discapacidad auditiva. Fue una lucha continua y tuve que invertir mucho tiempo y esfuerzo para aprender.”

Andrea también invirtió mucho tiempo en su enunciación, que es perfecta. Sin embargo, de vez en cuando, aún se encuentra en situaciones en las que se siente insegura.

“Las palabras nuevas y desconocidas suelen desconcertarme. Con frecuencia, no tengo ni idea de cómo se pronuncian. Me da mucha vergüenza,” comenta.

Sus primeros audífonos

Andrea Maihofer se pregunta por qué tuvo que pasar toda su etapa escolar sin audífonos. Obtuvo sus primeros audífonos a los 20 años, cuando estudiaba en la universidad. Fue entonces cuando se dio realmente cuenta de que sufría una pérdida de audición importante. Le hicieron pruebas de audición en su infancia, pero por alguna razón no le trataron con audífonos, a pesar de que sufría una pérdida de audición del 50 por ciento en ambos oídos.

Andrea Maihofer necesitó mucho tiempo para acostumbrarse a los audífonos. Al principio, pensó que el mundo era muy ruidoso. Y sigue pensándolo.

”No comprendo como la gente puede soportar todo ese ruido,” dice.

Por este motivo, raras veces utiliza sus audífonos en casa.

“Generalmente, hablamos muy alto entre nosotros. Se ha convertido en una costumbre. También subo el volumen de la televisión más de lo normal,” explica Andrea. Pero cuando se trata de películas con mucho ruido de fondo y sonidos superpuestos, no le interesa.

Percepción añadida

De vez en cuando, apaga los audífonos a propósito y se concentra en el lenguaje corporal de las personas. También los desconecta en los restaurantes ruidosos.

“A veces, simplemente me siento y observo a la gente. Es muy interesante, y muchas veces se aprende mucho más de las personas a través del lenguaje corporal que a través de sus palabras,” dice.

Su facultad perceptiva se ha agudizado debido a su pérdida de audición. Es una persona más meticulosa, perspicaz y sensible.

“Presto más atención a las situaciones, el lenguaje corporal, el comportamiento, el carisma y el entorno. Cómo observo a varios niveles, obtengo una perspectiva más amplia que los demás,” comenta Andrea.

Confía mucho en su facultad perceptiva, es su punto fuerte.

“Tengo muchos estudiantes y compañeros, y mi experiencia es muy útil a la hora de aconsejar y evaluar.”

Sin embargo, el habla y las palabras son medios de comunicación tremendamente poderosos, para Andrea es muy importante que sus compañeros al conversar se sitúen frente a ella para poder leerles los labios.

Andrea Maihofer está contenta con casi todo lo que ha vivido por ser discapacitada auditiva. “Nada me ha resultado fácil,” comenta,”y siempre sentía que tenía que aprender más que los demás. Pero también necesitada enfrentarme con mis sentimientos de ira y desesperación. Aún lo hago. Y sé que siempre lo haré.”

Este artículo es gentileza de pro audito schweiz. La versión extendida de la entrevista con Andrea Maihofer se publicó en Dezibel, 6/2006.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.