La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

07 de marzo de 2017

Una prueba puede detectar la pérdida de audición oculta

Unos investigadores han desarrollado una prueba que puede identificar pérdida de audición oculta.

Una prueba puede detectar la pérdida de audición oculta

Investigadores de la Universidad de Connecticut (UConn) en EE. UU. han desarrollado una prueba que puede detectar la pérdida de audición oculta.

La pérdida de audición oculta es un tipo de pérdida de audición que no se puede medir con las pruebas de audición habituales. El audiograma de una persona que sufre pérdida de audición oculta parece el de una persona con audición normal.

"Ahora tenemos una técnica comprobada para detectar déficits de audición "ocultos" que no se detectarían con audiogramas tradicionales," afirma Leslie R. Bernstein, catedrático de neurociencia y cirugía en UConn, que realizó el estudio con Constantine Trahiotis, catedrático emérito del mismo departamento.

La prueba

La prueba desarrollada para identificar una pérdida de audición oculta mide la capacidad de una persona de percibir de forma biaural (con ambos oídos) los cambios en sonidos a un nivel de volumen cercano al de una conversación normal. El sistema biaural desempeña un papel importante en la capacidad de localizar sonidos y comprender conversaciones en sitios con ruido de fondo, como bares y restaurantes, y de prestar atención a un sonido que ocurre entre muchos sonidos simultáneos.

La pérdida de audición oculta

La pérdida de audición está provocada por ruidos que han dañado las células nerviosas que conectan la cóclea en el oído interno con el cerebro, reduciendo la capacidad de las células nerviosas de enviar información al cerebro. Así, el cerebro recibe menos información, y más pobre, del oído.

La pérdida de audición, más extendida

Bernstein señala que se ha sabido durante mucho tiempo que la pérdida de audición adquirida por un ruido excesivo puede producir déficits de audición significativos y a veces debilitantes (por ejemplo, pérdida de audición inducida por ruido). El estudio implica que la pérdida de audición puede estar incluso más extendida de lo que se creía anteriormente.

El estudio

Los investigadores estudiaron a 31 adultos con edades comprendidas entre los 30 y los 67 años que presentaban audiogramas normales o casi normales. Descubrieron que los oyentes que obtienen resultados prácticamente normales en pruebas clínicas de audición pueden mostrar déficits sustanciales en el procesamiento biaural.

Los resultados del estudio se publicaron en la revista Journal of the Acoustic Society of America.

Fuentes:today.uconn.edu,upi.com andsciencedaily.com

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.