La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

El tinnitus y la pérdida de audición estrechamente relacionados

Investigaciones medicas en los últimos años han revelado que los que padecen tinnitus también tienen algún tipo de pérdida de audición.

El tinnitus y la pérdida de audición estrechamente relacionados

Una pérdida de audición puede manifestarse en diferentes formas y en un rango de frecuencias diferentes. Para algunos, esta pérdida de audición puede ser pequeña o afectar solo a una banda estrecha de frecuencias como resultado de una lesión leve en el oído interno que no conlleva una pérdida de audición aparte del tinnitus percibido.

Esto podría significar una pérdida de audición que no se puede detectar o medir con pruebas de audición convencionales. En estos casos, se conoce como pérdida de audición oculta. La dificultad para oír con ruido de fondo es una señal típica de pérdida de audición oculta.

Señales audiológicas

Las investigaciones médicas realizadas en los últimos años indican que el tinnitus se produce por la ausencia de actividad o la actividad reducida de los nervios que conectan la parte dañada del oído interno con el sistema nervioso central en el cerebro. Esta inactividad provoca una compensación de los nervios, que aumentan su actividad cuando las señales viajan al centro de audición del cerebro. Cuando esta actividad aumentada llega al centro de audición del cerebro, se reproduce un sonido a pesar de que el oído no esté captando ninguno. Esta reacción se denomina tinnitus.

La sobreexposición acústica puede dañar tanto las células ciliadas en el oído interno como los nervios que envían señales del oído interno al cerebro. La sobreexposición acústica puede conllevar una pérdida de audición inducida por ruido.

Las células ciliadas y los nervios también se pueden ver afectados por otros medios, como los medicamentos ototóxicos, lo que puede provocar tinnitus.

Señales espontáneas en el cerebro

Según investigaciones médicas, es la ausencia de input audiológico, es decir, las señales que el oído no capta, la causa de que los nervios que conectan el oído interno y el cerebro envíen señales al cerebro de forma espontánea, que este interpreta como sonidos – lo que se conoce como tinnitus.

En la mayor parte de las pruebas realizadas a animales en las que el animal presentaba pérdida de audición, el animal también tenía tinnitus. Otras pruebas han revelado que los humanos que reciben menos señales audiológicas tienen más propensión a escuchar zumbidos fantasma.

Sin embargo, otros estudios han revelado que el tratamiento de la pérdida de audición y por lo tanto el aumento de input audiológico – por medio de audífonos u operaciones, por ejemplo – puede reducir el tinnitus o al menos el tinnitus percibido. Esto se puede dar porque otras señales acústicas que recoge el oído "tapan" el tinnitus de forma parcial o total, o también puede ser porque se reducen las señales espontáneas de los nervios.

En definitiva, todas las personas con tinnitus tienen algún tipo de pérdida de audición. Sin embargo, no todos los que sufren pérdida de audición tienen tinnitus.

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.