Aceptación de la pérdida de audición de su hijo

Cuando descubre que su hijo sufre pérdida de audición, probablemente se sienta horrorizado e indefenso y puede resultarle difícil aceptar lo que le dicen los médicos. Ésta es una reacción perfectamente natural y puede llevar un tiempo aceptar el hecho de que su hijo sufre una pérdida de audición.

Después de algún tiempo, aceptará esta pérdida de audición y tendrá que trabajar, junto con su hijo, para mejorar su situación. Pero antes de eso, se habrá hecho muchas preguntas acerca de la vida y el futuro de su hijo. Recuerde que todos somos diferentes y no todos los padres reaccionan exactamente de la misma forma.

La mejor forma de controlar la situación es ser honesto, sincero y preguntar todas las cuestiones que se le planteen. Busque la ayuda de audiólogos, médicos, otros padres que estén en la misma situación, la familia y los amigos. Los profesionales pueden ayudarle con información y orientación, los padres de niños con alteraciones auditivas con su experiencia y la familia y los amigos pueden ayudarle con su apoyo psicológico y moral.

Recuerde que no es el primer padre que tiene un hijo con problemas de audición y que los niños con alteraciones de audición pueden afrontar el problema mejor de lo que piensa.