02 Octubre 2019

Aumento del riesgo de depresión entre los mayores con pérdida auditiva

Un estudio recoge que, entre los adultos mayores que presentan pérdida auditiva, existe un 50% más de riesgo de depresión.

Según se desprende de un estudio australiano, los mayores que viven con pérdida auditiva tienen un 47% más de riesgo de desarrollar depresión.

El estudio se realizó en forma de síntesis y revisión sistemática de otros 35 estudios científicos y halló que la pérdida auditiva se asociaba a un aumento de un 47% del riesgo de depresión entre los mayores. Los 35 estudios, procedentes de hasta 18 países distintos, sumaban un total de 147.148 participantes.

Consecuencias de la pérdida auditiva

“Sabemos que los adultos mayores con pérdida auditiva en ocasiones se alejan de los eventos sociales, como pueden ser las reuniones en familia, porque les cuesta trabajo entender a los demás en situaciones ruidosas, lo cual les conduce a una soledad emocional y social”, afirma a Reuters el autor principal del estudio, Blake Lawrence, de la organización auditiva Ear Science Institute Australia en Subiaco y la Universidad de Australia Occidental en Crawley.

“También sabemos que los mayores con pérdida auditiva tienen más probabilidades de presentar un deterioro cognitivo leve y dificultades a la hora de realizar actividades cotidianas, lo cual puede impactar de forma negativa en su calidad de vida y contribuir al riesgo de desarrollar depresión”, señala el autor.

Existen estudios anteriores que también han hallado una relación entre la pérdida auditiva y la depresión.

El estudio Hearing Loss and Depression in Older Adults: A Systematic Review and Meta-analysis («Pérdida auditiva y depresión en adultos mayores: estudio de síntesis y revisión sistemática») se publicó en The Gerontologist en 2019.

Fuentes: The Gerontologist y www.reuters.com

Artículos relacionados: