Comunicarse con una pérdida de audición

Comunicarse con una pérdida de audición

Los niños desde que nacen comienzan a aprender a comunicarse. Escuchan y muy pronto son capaces de reconocer las voces de su madre y de su padre. Los niños empiezan a hablar imitando los sonidos que oyen.

Sin embargo, la comunicación es más que el lenguaje hablado. Nos comunicamos mediante gestos, expresiones faciales y otros tipos de lenguaje corporal. Estas formas de comunicación son muy importantes y, en muchas situaciones, prestamos más atención a este tipo de comunicación que a las palabras habladas.

Los niños que sufren pérdida de audición tienen dificultades para aprender a comunicarse ya que no pueden oír todos los sonidos que les rodean o incluso su propia voz. Por ello, el desarrollo básico del lenguaje suele retrasarse en ellos. Por el contrario, los niños con una pérdida de audición de moderada a grave casi siempre desarrollan un lenguaje que puede entenderse. Las investigaciones han demostrado que incluso los niños con pérdida de audición profunda pueden aprender a hablar. Cuanto antes se les diagnostique y trate, mejor. Sin asistencia audiológica puede ser extremadamente difícil para el niño que nace con una alteración auditiva grave aprender a leer, escribir y hablar.

Reciba nuestras noticias sobre pérdida auditiva

Si desea recibir nuestras noticias sobre la pérdida auditiva y otros problemas relacionados con la audición, suscríbase a nuestro boletín.
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva
Escuche la pérdida auditiva
Escuche la pérdida auditiva
Reciba noticias de hear-it