Crecer con implantes

Cuando se tienen implantes, la etapa de crecimiento es prácticamente igual que para cualquier otro niño.

Los niños que utilizan implantes auditivos pueden llevar una vida relativamente normal comparable a la de los niños sin problemas de audición. La diferencia radica en que dependen de sus implantes para oír.

En este sentido, el niño que lleva implantes auditivos se enfrentará a según qué obstáculos a la hora de escuchar y comunicarse, pero por lo demás puede ir a la escuela, jugar con sus amigos, practicar deporte, viajar, explorar y sentir el mundo como cualquier otro niño.

Para tener en cuenta

Existen ciertas precauciones que no conviene olvidar cuando uno lleva implantes auditivos. A la hora de jugar y practicar deporte, es importante proteger el implante, en particular el procesador de audio colocado en la cabeza. Una manera de hacerlo es llevando un casco si se van a practicar juegos de pelota.

Para cuando toca bañarse, nadar o practicar algún deporte acuático, es fundamental colocar una funda impermeable o quitarse el procesador de audio, puesto que no es impermeable sin la funda.

Artículos:
Niños e implantes auditivos
¿Puede un implante coclear ayudar a mi hijo?
Otros implantes auditivos para niños
Rehabilitación infantil con implantes auditivos
Vida escolar con implantes auditivos

Reciba noticias de hear-it