Definición de pérdida de audición

La pérdida de audición o hipoacusia se suele clasificar por medio de distintas categorías. No se utilizan siempre las mismas definiciones, pero las siguientes son las más comunes.

Pérdida de audición leve

Como término medio, los sonidos más silenciosos que una persona puede oír con el mejor oído son entre 25 y 40 dB. Personas que sufren pérdida de audición leve, tienen algunas dificultades para mantenerse al tanto de las conversaciones, especialmente en entornos ruidosos.

Pérdida de audición moderada

Como término medio, los sonidos más silenciosos que una persona puede oír con el mejor oído son entre 40 y 70 dB. Personas que sufren pérdida de audición moderada tienen dificultad para mantenerse al tanto de las conversaciones cuando no utilizan un audífono.

Pérdida de audición grave

Como término medio, los sonidos más silenciosos que una persona puede oír con el mejor oído son entre 70 y 95 dB. Personas que sufren pérdida de audición grave obtendrán beneficios de audífonos potentes, pero suelen confiar demasiado en la lectura de los labios, incluso cuando utilizan audífonos. Algunas personas también utilizan el lenguaje de los signos.

Pérdida de audición profunda

Como término medio, los sonidos más silenciosos que una persona puede oír con el mejor oído son de 95 dB o superior. Personas que sufren pérdida de audición profunda tienen problemas de audición graves y confían principalmente en la lectura de los labios y/o el lenguaje de los signos.

Adaptado de: European Group on genetics of hearing impairment. Martini A (Ed.), European Commission Directorate, Biomedical and Health Research Programme (HEAR) Infoletter 2, Noviembre 1996, 8.