La página web nº1 del mundo sobre la audición y la pérdida auditiva
Desde 1999

Es importante que ayude a su niño a cuidar de su audífono

Asimismo, intente hacer que su niño se sienta responsable del audífono.

Es importante que ayude a su niño a cuidar de su audífono

Es importante que ayude a su niño a cuidar de su audífono. Asimismo, intente hacer que su niño se sienta responsable del audífono.

Existen dos razones, en particular, por las que es importante cuidar del audífono de su niño: en primer lugar, para conservar el audífono en condiciones óptimas y, en segundo lugar, para garantizar las normas de higiene. Una limpieza diaria correcta y un mantenimiento regular aumentarán la duración del audífono y garantizarán que funcione satisfactoriamente.

A continuación, se muestra una lista de las medidas que puede tomar:

  • Maneje el audífono de su niño con cuidado.
  • Cambie las pilas con frecuencia de modo que no se agote la energía de repente.
  • Desconecte el audífono de su niño cuando no esté en uso. Si su niño no lo utiliza durante un largo periodo, debe extraer las pilas.
  • Los contactos de las pilas deben limpiarse regularmente. Utilice un bastoncillo de algodón, pero tenga cuidado de no doblar los contactos. Si los contactos de las pilas están sucios puede que el audífono no funcione correctamente.
  • Retire el cerumen del audífono. El cerumen puede causar errores temporales en el funcionamiento o incluso una avería total. El cerumen también puede acumular fácilmente suciedad.
  • Limpie el audífono de su niño con el cepillo pequeño o el trapo seco que recibió junto con éste. No introduzca herramientas en la salida de sonido. Podría dañar el receptor. Si no puede limpiar completamente el audífono, es mejor que se ponga en contacto con el médico especialista en audición.
  • Cambie los filtros con frecuencia de modo que no se acumule el cerumen o la suciedad.
  • No permita que su niño utilice el audífono en la ducha o cuando nade, o cuando utilice un secador, laca u otro tipo de pulverizador.
  • Contacte de forma regular con su médico para limpiar los conductos auditivos del niño. El cerumen acumulado puede impedir que los sonidos se desplacen desde el audífono al oído medio. No intente extraer el cerumen del oído usted mismo ya que podría dañarlo.

Más informatión:

Use nuestros artículos

Nuestros artículos están a su disposición. El único requisito es que proporcione el enlace directo del artículo específico que desee utilizar en su web e indique a hear-it como fuente.

Por el contrario, las imágenes que aparecen en hear-it no pueden utilizarse, ya que no tenemos el copyright de las misma, solo hear-it tiene el derecho de editarlas en su web.