18 Noviembre 2019

El grado de pérdida auditiva provoca un aumento de otros trastornos

Un estudio recoge que la pérdida de la audición aumenta el riesgo y el grado de presentar angustia, depresión, trastorno de somatización y soledad.

Un estudio holandés ha hallado que existe una relación entre la pérdida auditiva y un alto nivel de angustia, depresión, trastorno de somatización y soledad entre adultos jóvenes y de mediana edad. Cuanto más severa es la pérdida auditiva, mayor es el riesgo de desarrollar dichos trastornos.

El objetivo del estudio consistía en examinar la asociación entre la capacidad auditiva y la salud psicológica en adultos con edades comprendidas entre los 18 y los 70.

Según recoge el estudio, existen asociaciones adversas significativas entre la capacidad auditiva y la angustia, el trastorno de somatización, la depresión y la soledad.

Angustia y trastorno de somatización

Por cada decibelio en la relación señal/ruido (dB S/R) que se resta de la capacidad auditiva se produce un aumento del 2% de los índices de angustia y trastorno de somatización.

Depresión

La probabilidad de desarrollar una depresión moderada o severa aumenta un 5% por cada dB S/R menos en la audición.

Soledad

Cada dB S/R que se reduce de la capacidad auditiva se traduce en un aumento significativo del 7% de desarrollar soledad severa o muy severa.

Diferencias entre grupos de edad

Cada grupo de edad presenta sus propias asociaciones entre la capacidad auditiva y la salud psicosocial, entre las que destaca la soledad, pues esta afecta mayoritariamente al grupo más joven (entre 18 y 30 años). El número más elevado de asociaciones significativas se halla en el grupo de los adultos de mediana edad (entre 40 y 50 años).

Información sobre el estudio

Los datos de esta investigación se obtuvieron a partir del estudio longitudinal neerlandés sobre la audición (NL-SH, por sus siglas en inglés). El NL-SH es un estudio de cohortes que se está llevando a cabo para examinar la relación existente entre las dificultades auditivas y otros aspectos de la vida. El NL-SH se realiza a través de internet y en él han participado 1.511 personas. Los datos analizados en el estudio proceden de los datos recogidos por el NL-SH entre noviembre de 2006 y noviembre de 2007.

En el estudio, la capacidad auditiva se midió a partir de una prueba virtual de habla en ruido. La salud psicológica manifestada por cada participante se determinó a partir de una serie de cuestionarios en línea.

El estudio, «The Association Between Hearing Status and Psychosocial Health Before the Age of 70 Years: Results From an Internet-Based National Survey on Hearing» (Asociación entre el estatus auditivo y la salud psicosocial antes de los 70 años: Resultados de una encuesta nacional virtual sobre audición), se publicó en la revista Ear and Hearing.

Fuentes: www.ncbi.nlm.nih.gov y Ear and Hearing