07 Septiembre 2004

Fallo en tratar la pérdida auditiva: Segundo error más común del sistema sanitario

La pérdida de audición es la tercera afección más común entre los ancianos, en Estados Unidos y en muchos otros países, superada solamente por la hipertensión y la artritis.

Sin embargo, mientras que los ancianos acuden al médico en busca de tratamiento para la hipertensión y la artritis, menos de uno de cada cinco, que podría beneficiarse del uso de audífonos, busca tratamiento para su pérdida de audición.

El Institute for Healthcare Advancement (Instituto de fomento en asistencia sanitaria), con base en California, ha identificado el rechazo a la utilización de audífonos y otro tipo de ayudas, como las gafas y la dentadura, como segundo fallo más común entre los ancianos en cuanto al cuidado de su salud se refiere. Junto con el rechazo de usar un andador, cuando convenga, este comportamiento impide que los ancianos obtengan la ayuda necesaria para algunos de los problemas del envejecimiento.

Este tipo de resistencia al proceso del envejecimiento y su aparición, es perjudicial para el propio individuo y para sus familiares, amigos y colegas.

El error número uno es la conducción del coche cuando ya no es seguro. Entre otras de las equivocaciones se encuentran:

  • Reticencia a discutir los problemas de salud íntimos con el médico.
  • No comprender lo que el médico les indica sobre su problema de salud o el tratamiento médico a seguir.
  • Hacer caso omiso de una caída que puede llegar a ser seria.
  • Fallo en tener un sistema o plan para la administración de las medicinas.
  • No tener un médico de familia que estudie cuidadosamente el tratamiento médico general a seguir.
  • No acudir en busca de asistencia médica cuando existen posibles señales tempranas de aviso.
  • Fallo en participar en programas de prevención, y
  • No pedir ayuda a los más allegados.

 

Fuente: Institute for Healthcare Advancement

Reciba noticias de hear-it