Implantes de tronco cerebral

El implante de tronco cerebral (ABI) es un tipo de implante auditivo pensado principalmente para personas que carecen de nervio auditivo o lo tienen lesionado de forma permanente.

Los implantes de tronco cerebral (o ABI por sus siglas en inglés) son dispositivos electrónicos implantados mediante cirugía gracias a los cuales pueden disfrutar del sentido del oído aquellas personas que no pueden oír porque les falta el nervio auditivo o lo tienen muy dañado.

Los implantes de tronco cerebral constan de tres partes principales:

  • El micrófono y el procesador de audio detrás de la oreja para captar señales sonoras;
  • El receptor o estimulador insertado quirúrgicamente bajo la piel y cuya función consiste en transmitir hasta los electrodos la información recogida por el micrófono;
  • Los electrodos que reciben las señales del receptor o estimulador. Los electrodos van colocados directamente en el tronco cerebral que, al ser estimulado, es el que proporciona la información acústica y del habla.

Neurofibromatosis tipo 2

Los implantes de tronco cerebral se desarrollaron en un primer momento para adultos diagnosticados con neurofibromatosis tipo 2, un trastorno genético poco común que provoca la aparición de tumores en los nervios.
Para las personas que padecen neurofibromatosis tipo 2, la implantación del ABI se suele llevar a cabo al mismo tiempo que se extraen los tumores de los nervios auditivos.

Otros trastornos

En la actualidad, el ABI se puede emplear en el caso de adultos y niños cuyo nervio auditivo u oído interno no funciona por cualquier razón. El ABI puede ser, por ejemplo, una alternativa para aquellas personas que no pueden llevar implantes cocleares.

Conectado directamente con el tronco cerebral

El implante de tronco cerebral evita pasar por el oído (tanto el oído interno como el nervio auditivo lesionado), pues está acoplado directamente al tronco cerebral o encefálico. Este tipo de implante se encarga de estimular las vías auditivas del tronco cerebral para ayudar a detectar los sonidos y así proporcionar al implantado una variedad de sensaciones auditivas.

Se requiere entrenamiento intensivo

Tras la cirugía, y una vez que el periodo de cicatrización posoperatoria ha terminado, las personas con implantes de tronco cerebral deben pasar por un periodo de entrenamiento intensivo de la mano de un audiólogo cualificado para aprender a interpretar los sonidos y comprender el habla.

Cabe destacar que, cuando uno lleva un implante de tronco cerebral, la comprensión lingüística no se sitúa al mismo nivel que la de las personas que llevan audífonos, implantes cocleares o implantes de otro tipo. El entrenamiento intensivo es en este caso crucial si lo que se quiere es sacar el máximo provecho al implante de tronco cerebral.

¿Soy apto para un implante de tronco cerebral?

Si cree que el implante de tronco cerebral podría ser la solución adecuada para usted, póngase en manos de un otorrinolaringólogo o un audiólogo.

Otros tipos de implantes auditivos
Implantes cocleares
Dispositivos de conducción ósea
Implantes de oído medio

Reciba noticias de hear-it