08 Noviembre 2019

La pérdida auditiva, asociada a la fragilidad social

Un estudio revela que existe una mayor prevalencia de pérdida auditiva entre las personas que expresan fragilidad social.

Un estudio llevado a cabo en Corea ha hallado una relación entre la fragilidad social y la pérdida auditiva. Según el estudio, entre los individuos que no manifestaban fragilidad social, un 8,5% tenía pérdida auditiva. Sin embargo, esta cifra ascendía a un 10,6% entre los participantes que se encontraban en un estadio previo y a un 23,9% entre los que sí presentaban fragilidad social. De media, la pérdida de la audición alcanzaba a un 11,6% del total de participantes del estudio.

De acuerdo con las conclusiones del estudio, para los adultos mayores con una pérdida auditiva de moderada a severa (constatada tras realizarse una prueba audiométrica objetiva), el riesgo de desarrollar fragilidad social era 2,13 veces más elevado que para los individuos con audición normal.

¿Qué es la fragilidad?

La fragilidad es un estado de vulnerabilidad acrecentada por la edad debido al desgaste de los sistemas fisiológicos que acaba provocando un mayor índice de caídas, dependencia, discapacidad y comorbilidad.

En comparación con la fragilidad de carácter no social, la probabilidad de desarrollar fragilidad social en el caso de los individuos con pérdida auditiva en este estudio era 2,24 veces mayor, una vez ponderadas distintas variables como la edad, la situación económica, el consumo de tabaco y la depresión, y 2,17 veces mayor que la fragilidad física tras ponderar otros factores.

La prevalencia de la fragilidad de carácter no social, del estadio previo a la fragilidad social y de la fragilidad social como tal entre los participantes era del 27,6%, 60,7% y 11,7%, respectivamente.

Audiometría de tonos puros

La audición se midió usando una audiometría de tonos puros, al tiempo que se calculó la media del umbral auditivo a 0,5, 1 y 2 kHz en el oído bueno para determinar la pérdida auditiva. La fragilidad social se definió tomando como base 5 componentes en forma de preguntas.

Los participantes, un total de 1.539, procedían del estudio de cohortes coreano sobre envejecimiento y fragilidad (KFACS, por sus siglas en inglés) y tenían entre 70 y 84 años. El KFACS es un estudio multicéntrico a nivel nacional llevado a cabo desde 2016.

El estudio, «Moderate hearing loss is related with social frailty in a community-dwelling older adults: The Korean Frailty and Aging Cohort Study (KFACS)» (La pérdida auditiva moderada está relacionada con la fragilidad social en adultos mayores que viven en la comunidad: Estudio de cohortes coreano sobre envejecimiento y fragilidad), se publicó en la revista Archives of Gerontology and Geriatrics.

Fuentes: Archives of Gerontology and Geriatrics y www.ncbi.nlm.nih.gov