04 Noviembre 2020

La pérdida auditiva leve también puede causar deterioro cognitivo

Los mayores sufren desgaste mental provocado por la pérdida auditiva aun si esta es de tipo leve.

Según se desprende de un estudio elaborado en los EE. UU., incluso una pérdida auditiva muy leve de no más de 15 dB conlleva un deterioro mental mensurable en el caso de las personas mayores.

Los investigadores hallaron que el debilitamiento de la audición se asociaba a una merma de las funciones cognitivas en los casos en los que tradicionalmente se considera que hay audición normal. Esta asociación se mantuvo presente aun controlando variables de confusión como edad, sexo, nivel educativo, enfermedad cardiovascular o uso de audífonos.

La investigación contó con 6.451 participantes de dos estudios distintos: un estudio sobre salud en la comunidad hispana (HCHS, siglas en inglés) con participantes de 50 años o más y un estudio sobre salud y nutrición (NHANES, siglas en inglés) sobre la población general en los EE. UU.

Tan solo un número reducido de participantes llevaba audífonos.

También la pérdida auditiva leve

En el estudio, la merma de la capacidad auditiva se asociaba de forma independiente con una disminución de la cognición en adultos con audición normal (promedio de tonos puros de 25 dB) en todas las pruebas cognitivas del estudio HCHS, y también en el NHANES al utilizar un punto de corte más estricto (15 dB).

Oír exige más recursos

«Las personas que presentan peor audición utilizan mucha más capacidad intelectual para decodificar las palabras que se dicen; no llegan a procesar el significado de lo que ya se ha dicho, que es la parte intelectualmente estimulante», señala a Reuters el autor principal del estudio, el Dr. Justin Golub, profesor asistente del departamento de otolaringología del New York-Presbyterian/Columbia University Irving Medical Center.

Entrenamiento cerebral

El Dr. Golub comparó la aptitud del cerebro con la aptitud física. «Si un atleta tuviera que pararse a pensar cómo se da cada paso, no sería tan rápido», explicó a Reuters. «Así mismo, las partes del cerebro involucradas en el pensamiento complejo no “se entrenan” tanto cuando se destinan más recursos a decodificar las palabras en una conversación».

«Las personas que tenían dificultades para escuchar un susurro (pero aun así su audición técnicamente era normal) obtuvieron 6 puntos menos en una prueba de velocidad y atención que las personas que tenían una audición absolutamente perfecta, aun teniendo en cuenta otros factores como la edad», comentó. «Los científicos señalan que el cambio de 6 puntos podría suponer una diferencia significativa en el funcionamiento cotidiano».

Estudios previos

Varios estudios anteriores también han hallado una relación entre la pérdida auditiva y el deterioro cognitivo.

El estudio «Association of Subclinical Hearing Loss With Cognitive Performance» (Asociación de la pérdida auditiva subclínica con el rendimiento cognitivo) se publicó en la revista JAMA Otolaryngology Head & Neck Surgery.

Fuentes: www.reuters.com y la revista JAMA Otolaryngology Head & Neck Surgery.

Artículos relacionados:
Reciba noticias de hear-it