28 Mayo 2019

Mayor riesgo de pérdida auditiva para los adolescentes con obesidad

La pérdida de audición está más extendida entre los adolescentes con sobrepeso y afecta más a los hombres que a las mujeres. Entre los fumadores el riesgo también es más elevado, según afirma un estudio estadounidense.

Los adolescentes con sobrepeso presentan un mayor riesgo de desarrollar pérdida auditiva que los adolescentes con peso normal, de acuerdo con un estudio llevado a cabo en los EE. UU.

Resultados específicos

En el estudio se analizó la prevalencia de tres variables: los escotomas auditivos, la pérdida auditiva en frecuencias altas (HFHL, siglas en inglés) y la pérdida auditiva en frecuencias del habla (SFHL, siglas en inglés). Según lo recogido en la investigación, la prevalencia de escotomas auditivos en general era mayor en las mujeres que en los hombres (18,2% frente a un 13,9%) y la prevalencia ponderada de escotomas auditivos era más alta en el caso de adolescentes obesos que en el caso de adolescentes con peso normal (24,8% frente a un 14,7%).

En cuanto a la HFHL, su prevalencia era de un 14,3% entre los adolescentes varones y de un 8,1% entre las adolescentes, con una diferencia estadísticamente significativa. La prevalencia ponderada de la HFHL para los adolescentes obesos también era estadísticamente significativa en comparación con la de los adolescentes con peso normal (17,9% frente a un 5,4%).

La prevalencia de la SFHL alcanzaba el 7,3% entre los varones y el 5,4% entre las mujeres. A la hora de comparar la prevalencia ponderada de la SFHL según el peso de los adolescentes, se halló que esta era mayor entre los adolescentes obesos que entre los adolescentes con peso normal (8,5% frente a 5,4%), pero la diferencia no era estadísticamente significativa.

Además, el estudio halló que la probabilidad de desarrollar HFHL era más elevada entre los fumadores que entre los no fumadores.

Definiciones empleadas en el estudio

De acuerdo con el estudio, se habla de escotoma auditivo de alta frecuencia cuando:

  • uno o más umbrales (el sonido más bajo que percibe una persona) a 3, 4 o 6 kHz es como mínimo 15 dB más alto que la media de tonos puros de los umbrales a 0,5 y 1 kHz, y
  • el umbral a 8 kHz es como mínimo 5 dB más bajo (mejor) que el umbral máximo en los tramos de 3, 4 o 6 kHz.

El estudio se elaboró a partir de los datos de la Encuesta Nacional estadounidense de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, siglas en inglés). Como es de costumbre en este tipo de estudios, se realizaron una serie de cálculos a la hora de definir variables concretas. Para definir la media de tonos puros de frecuencias del habla, se obtuvo la media de cuatro frecuencias audiométricas: a 0,5, 1, 2 y 4 kHz. Para definir la media de tonos puros de alta frecuencia, se calculó la media de tres frecuencias audiométricas: a 3, 4 y 6 kHz.

El estudio empleó una media de tonos puros de 15 dB HL o mayor en cualquiera de los dos oídos como umbral límite para definir tanto la SFHL (pérdida auditiva en las frecuencias del habla) como la HFHL (pérdida auditiva en las frecuencias altas).

Información sobre el estudio

El estudio se llevó a cabo con datos de la NHANES de entre 2007 y 2010. La NHANES engloba toda una serie de encuestas transversales realizadas por el Centro Nacional estadounidense de Estadística Sanitaria (perteneciente a la red de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, o CDC) sobre una muestra representativa de la población civil de los EE.UU. no ingresada en ningún organismo. En el estudio participaron un total de 1.469 adolescentes.

El estudio Association of Obesity with Hearing Impairment in Adolescents («Asociación entre la obesidad y las dificultades auditivas en los adolescentes») se publicó en la revista Scientific Reports.

Fuentes: www.ncbi.nim.nih.gov y Scientific Reports

Artículos relacionados: