05 Agosto 2011

Menos de la mitad de todas las personas con discapacidad auditiva son sinceras acerca de su pérdida de audición.

El 75% de los discapacitados auditivos consideran que todas o casi todas las personas con problemas de audición se avergüenzan de su pérdida auditiva.

Dos de cada tres discapacitados auditivos declaran que son sinceros con su pareja y sus hijos sobre su pérdida de audición. El 12% dice “intento no hablar del tema” y el 6% reconoce que lo oculta. Estas son algunas de las conclusiones de una encuesta online realizada por hear-it.

Con respecto a la cuestión de cómo se afronta el asunto con la familia y los amigos, el 49% dice ser sincero acerca de su pérdida de audición. El 14% reconoce que intenta no hablar del tema, y algo más del 10% lo oculta.

En relación con los compañeros de trabajo y conocidos, solo el 39% reconoce abiertamente su pérdida de audición. El 20% no suele hablar del asunto y el 16% lo oculta.

Por otro lado, el 43% se siente algo avergonzado por su discapacidad auditiva. El 28% siente mucha vergüenza al respecto, y a un escaso 28% no le intimida en absoluto.

Más del 56% de los participantes de la encuesta consideran que la mayoría de las personas que tienen una pérdida de audición se sienten avergonzadas al respecto. Un elevado 19% cree que a todos los discapacitados auditivos les intimida su condición, y tan solo el 2% considera que tener una pérdida de audición no es algo de lo que avergonzarse.

No tienen nada que ocultar
“Esta encuesta demuestra que todavía queda mucho camino por recorrer”, dice Kim Ruberg, secretario general de Hear-it AISBL.

“Me alegra saber que la mayoría de los discapacitados auditivos son sinceros con su pareja e hijos acerca de su pérdida de audición, sin embargo, con respecto a la familia, amigos y conocidos, menos de la mitad de las personas con pérdida de audición pueden hablar abiertamente del tema. Me gustaría animar a estas personas a ser sinceras al respecto, no tienen nada que ocultar ni de qué sentirse avergonzadas. La vida será mucho más fácil y mejor si se es honesto acerca del problema. Si las personas de su entorno saben que padece una pérdida de audición, lo normal es que sean más consideradas con usted y no será necesario seguir ocultándolo por más tiempo”, añade Kim Ruberg

La encuesta
Más de 300 personas con discapacidad auditiva de todo el mundo participaron en la encuesta realizada durante marzo y abril de 2011, contestando un cuestionario publicado en www.hear-it.org.

Reciba noticias de hear-it