25 Junio 2019

Nuevas recomendaciones de la OMS para la exposición al ruido en Europa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta unas directrices relativas al ruido de transportes, turbinas eólicas y actividades de ocio en Europa.

La OMS ha publicado las nuevas directrices relativas a la exposición al ruido en Europa. Según afirma la OMS, la contaminación acústica es un problema de salud pública importante, pues se encuentra entre los principales riesgos ambientales para la salud. Por este motivo, la Oficina Regional para Europa de la OMS ha desarrollado unas directrices sobre el ruido ambiental para la región europea.

El objetivo principal de las directrices es proporcionar una serie de recomendaciones con el fin de proteger la salud humana cuando existe exposición al ruido ambiental procedente de diversas fuentes, como los medios de transporte (tráfico rodado, ferroviario y aéreo), las turbinas eólicas y las actividades de ocio.

Recomendaciones específicas

Para el tráfico rodado, la OMS recomienda encarecidamente reducir el nivel acústico medio por debajo de los 53 decibelios (dB). Durante la noche, se recomienda mantenerlo por debajo de los 45 dB.

En cuanto al ruido provocado por el tráfico ferroviario, la OMS recomienda encarecidamente que el nivel acústico medio se sitúe por debajo de los 54 dB durante el día y 44 dB durante la noche.

En lo que concierne al tráfico aéreo, la OMS recomienda encarecidamente que el nivel acústico medio descienda por debajo de los 45 dB, y por debajo de los 40 dB en horario nocturno.

La OMS recomienda así mismo que el nivel de ruido medio procedente de las turbinas eólicas se vea reducido por debajo de los 45 dB.

Por último, la OMS recomienda que la media anual resultante de todas las fuentes de ruido relativas al ocio no supere los 70 dB.

Los niveles de ruido que se encuentran por encima de los recomendados están asociados a efectos nocivos para la salud.

Las recomendaciones están disponibles en Environmental Noise Guidelines for the European Region (2018) («Directrices relativas al ruido medioambiental para la región europea (2018)»).

Fuente: OMS: www.who.int