Otosclerosis

La otosclerosis es el crecimiento anormal de los huesos del oído medio. Es común que provoque pérdida auditiva y es una de las causas más comunes de sordera progresiva en adultos jóvenes.
Otosclerosis

¿Qué es la otosclerosis?

El nombre y la propia definición de la otosclerosis provienen de las palabras griegas «oto» (oído) y «skleros» (duro). La otosclerosis consiste en un crecimiento anormal del tejido óseo del oído que provoca pérdida auditiva. En los primeros estadios, lo normal es que la persona afectada no lo note. En la mayoría de los casos, se puede recuperar la audición mediante una operación quirúrgica.

¿Cómo puede causar pérdida auditiva la otosclerosis?

La otosclerosis afecta a los tres huesecillos del oído medio, más concretamente al estribo. Una parte del estribo crece de forma anormal y este crecimiento impide al estribo vibrar de forma adecuada como respuesta al sonido. El estribo es crucial a la hora de transmitir las ondas sonoras desde el oído externo a través del oído medio hasta el oído interno. Cuando el estribo no se mueve como es debido, el sonido enviado desde el oído medio al oído interno se ve reducido, lo cual provoca una pérdida de la audición.

¿Cuáles son las causas de la otosclerosis?

La otosclerosis suele ser hereditaria, aunque pueden darse otras causas de forma aislada. Por ejemplo, se ha observado que el sarampión y el embarazo son potenciales causas del empeoramiento en los casos de otosclerosis.

¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva >
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva >
Escuche la pérdida auditiva
Escuche la pérdida auditiva

Se dice que uno de los personajes más famosos aquejado de otosclerosis fue Beethoven. Su sordera le impidió oír sus últimas composiciones.

¿Cuáles son los síntomas de la otosclerosis?

El diagnóstico lo debe realizar un especialista, pero el paciente o sus familiares pueden detectar algunos síntomas.

Los entornos con mucho ruido de fondo crean confusión a las personas con sordera neurosensorial, sin embargo, en el caso de la otosclerosis, este desconcierto no se suele producir. A veces, las personas con otosclerosis pueden incluso oír mejor en entornos ruidosos (paracusia), gracias a las altas frecuencias y al elevado volumen de las voces en estas circunstancias. Esta enfermedad suele afectar a frecuencias bajas más que a frecuencias altas.

La otosclerosis puede manifestarse también con otros síntomas, como mareos, problemas de equilibrio (vértigo) y tinnitus. Con frecuencia, la otosclerosis provoca una pérdida de audición conductiva progresiva. Una pérdida progresiva es aquella que va empeorando (agravándose) a medida que pasa el tiempo.

¿Cuál es su nivel de audición?

¿Podrá superar nuestro test auditivo? Realice esta sencilla prueba auditiva.

¿Cómo se diagnostica la otosclerosis?

El diagnóstico y el tratamiento de la otosclerosis son relativamente sencillos. No obstante, es importante consultar a un especialista lo antes posible y planificar el tratamiento.

La manera de diagnosticar la otosclerosis es mediante un examen médico del oído medio por parte de un otorrinolaringólogo u otro profesional de la audición.

Tratamiento de la otosclerosis

El tratamiento de la otosclerosis se divide en dos ámbitos: el uso de audífonos y la cirugía en el estribo. Los audífonos son útiles para las personas que padecen una pérdida de audición conductiva, como es el caso de la otosclerosis. Sin embargo, el audífono no cura la sordera. Al tratarse de una pérdida auditiva progresiva, será necesario utilizar audífonos más potentes a medida que pasa el tiempo. En los primeros estadios, los audífonos son de gran ayuda para aquellas personas que no desean someterse a una operación quirúrgica.

Cirugía en casos de otosclerosis

Las intervenciones para paliar la otosclerosis entran en el ámbito de la otorrinolaringología. Este procedimiento relativamente sencillo se practica con mucha frecuencia para restaurar la audición y curar la otosclerosis. En una estapedectomía, que es una cirugía del estribo, o bien se extirpa la parte del estribo que ha crecido de forma anómala para insertar un diminuto implante (estapedotomía), o bien se extrae el estribo por completo para remplazarlo por una pequeña prótesis (estapedectomía). Mediante ambos tipos de cirugía del estribo el paciente puede recuperar la audición, y en muchos casos, los síntomas de vértigo y tinnitus también desaparecen.

Si creo que tengo otosclerosis, ¿qué debería hacer?

La otosclerosis a menudo es hereditaria, por lo que, si usted cree tener otosclerosis porque, por ejemplo, algunos miembros de su familia la tienen, acuda a un médico o un profesional de la audición para que le examinen el oído medio y le realicen una prueba auditiva.

Reciba nuestras noticias sobre pérdida auditiva

Si desea recibir nuestras noticias sobre la pérdida auditiva y otros problemas relacionados con la audición, suscríbase a nuestro boletín.
Reciba noticias de hear-it