Otras enfermedades y afecciones

Ciertas enfermedades y afecciones pueden dañar la audición y provocar pérdida auditiva y tinnitus.

Un tumor acústico, también llamado neuroma tumoral acústico o schwannoma vestibular, puede causar pérdida de la audición y tinnitus.

La atresia y la microtia, que son malformaciones del oído externo, suelen derivar en una pérdida auditiva conductiva.

El trauma acústico, causado por lo general por un sonido repentino y potente como una explosión, puede acabar provocando una pérdida auditiva temporal o una pérdida auditiva permanente.

En el caso de los niños pequeños y los bebés, la posible acumulación de fluido tras el tímpano podría causar sordera o disminuir la audición. Es lo que se conoce como otitis media supurativa.

La pérdida de audición oculta es un tipo de pérdida auditiva que no se puede medir siguiendo las pruebas auditivas más comunes. La pérdida de audición oculta no suele afectar la capacidad del individuo de oír sonidos leves, pero sí que dificulta percibir las ondas sonoras en situaciones con ruido de fondo.

Sensibilidad a los sonidos

Las afecciones como la misofonía, la fonofobia, la hiperacusia y el disconfort sonoro a menudo vuelven a las personas sensibles a todos los sonidos o a algunos en concreto.

Otras enfermedades y afecciones que pueden conllevar una pérdida auditiva u otros problemas de la audición son:

Reciba noticias de hear-it