Otras estrategias

No existe cura para el tinnitus, pero existen varias terapias y estrategias para afrontarlo que pueden mitigar este padecimiento diario.

El tinnitus varía de una persona a otra, por lo que encontrar un tratamiento, terapia o estrategia para afrontarlo suele ser una cuestión de suerte, sostenido por pocas, si existen, evidencias científicas.

Ejercicios de relajación

En los últimos años, los investigadores han identificado un número de factores que influyen en el tratamiento del tinnitus, como por ejemplo el estado de salud general de los pacientes, patrones de reacción autónoma y el modo en que el paciente responde al estrés. En particular, se ha encontrado una relación entre el estrés y el aumento de los síntomas del tinnitus.

Aprender a relajarse y a manejar el estrés en la vida cotidiana puede ser de gran ayuda para aliviar los síntomas.

Terapia de grupo y asesoramiento

Aun sin eliminar el pitido de los oídos completamente, la terapia de grupo y el asesoramiento pueden aliviar el padecimiento diario de las personas con tinnitus.

El aspecto psicológico juega un papel principal. La terapia ayuda a aceptar el tinnitus y reducir el impacto emocional. La terapia suele incluir aprendizaje en control del pensamiento, técnicas de relajamiento y manejo del estrés.

Terapia de sonido

Escuchar sonidos agradables puede hacer que el tinnitus sea menos perceptible.

La terapia de sonido se utiliza para desestresar, aumentar la energía, concentración y rendimiento, pudiendo mitigar el pitido o zumbido constante de los oídos.

Terapias alternativas

Acupuntura, quiropráctica e hipnosis son algunas de las terapias alternativas que ofrece la medicina natural para intentar mitigar los efectos del tinnitus. Sus efectos no están documentados científicamente.

Consulte al especialista antes de decidirse por cualquiera de los tratamientos.