Para oír bien son necesarios ambos oídos

Disponemos de dos oídos para decirle al cerebro de dónde procede el sonido.

Si la pérdida de audición afecta a los dos oídos, lo más sensato sería adquirir audífonos para ambos oídos.

Si la pérdida de audición sólo afecta a un oído, podemos arreglárnoslas con el otro, pero si utilizamos un audífono en el oído afectado, nos desenvolveremos mucho mejor.

 

Algunas de las ventajas más importantes son:

  • La capacidad para localizar los sonidos mejorará: son necesarios los dos oídos para saber de dónde procede el sonido.
  • Es más fácil entender una conversación en entornos ruidosos: el cerebro necesita datos de ambos oídos para separar con eficacia los sonidos.
  • La sensación de audición será más cómoda y completa al utilizar ambos oídos: piense en el sonido mono y estéreo. Al usar los dos oídos se obtiene la sensación tanto de espacio como de volumen.
Más informatión