Pérdida auditiva progresiva

¿Oye cada vez peor? ¿Su hijo oye cada vez peor? La pérdida auditiva progresiva provoca que cada vez sea más difícil oír y entender lo que se dice en multitud de situaciones. Este artículo le explica qué es la pérdida auditiva progresiva, por qué su audición va a peor y qué debería hacer si presenta pérdida auditiva progresiva.
Pérdida auditiva progresiva

¿Qué es la pérdida auditiva progresiva?

La pérdida auditiva progresiva es una pérdida auditiva que empeora y se vuelve más severa conforme pasa el tiempo. Cuando la pérdida auditiva se desarrolla lentamente con el paso del tiempo, puede ser difícil identificar que se trate de una pérdida auditiva progresiva. Pero si la audición va a peor en un período de tiempo más corto, podemos notar que nuestra audición ha cambiado. Además, cuanto más pronunciada es la disminución de la audición, más nos damos cuenta de que hemos perdido capacidad auditiva.

La pérdida auditiva progresiva generalmente comienza como una pérdida auditiva leve y luego pasa a ser una pérdida auditiva de tipo moderado o incluso más severa.

La pérdida auditiva progresiva puede aparecer en los dos oídos al mismo tiempo (pérdida auditiva bilateral) o en un oído solamente (pérdida auditiva unilateral).

La pérdida auditiva súbita no es un tipo de pérdida auditiva progresiva, pues su desarrollo solo alcanza unos pocos días. La pérdida progresiva de la audición avanza de forma lenta durante un periodo mayor de tiempo.

Causas de la pérdida auditiva progresiva

¿Por qué empeora mi audición? Muchos tipos de pérdida auditiva se desarrollan y empeoran con el tiempo. Así como nuestra visión se vuelve más pobre a medida que envejecemos, lo mismo sucede con nuestra audición. Nuestra capacidad de oír disminuye conforme nos hacemos mayores. A esto se le conoce como pérdida auditiva relacionada con la edad. Por ello, muchos experimentamos una pérdida auditiva progresiva tarde o temprano.

Además, la pérdida de audición provocada por el exceso de ruido (pérdida auditiva inducida por ruido) y algunos tipos de pérdida auditiva genética también pueden empeorar con el tiempo. Algunas enfermedades y ciertos tipos de medicamentos también pueden provocar que aparezca pérdida auditiva progresiva.

En muchos casos se trata de una pérdida auditiva neurosensorial que se desarrolla y empeora. La pérdida auditiva neurosensorial es el resultado de daños en las diminutas células ciliadas del oído interno. Este daño en el oído interno puede agravarse y extenderse con el tiempo.

La pérdida auditiva relacionada con la edad y la pérdida auditiva inducida por ruido son tipos de pérdida auditiva neurosensorial.

La pérdida auditiva conductiva suele ser más estable. La pérdida auditiva conductiva progresiva es bastante rara, pero afecciones como la otosclerosis a menudo provocan que se desarrolle una pérdida auditiva conductiva progresiva. Se habla de pérdida auditiva conductiva cuando se reduce o se pierde la capacidad de conducir el sonido del oído externo y medio al oído interno.

La acumulación de cerumen también puede provocar una pérdida auditiva progresiva. En este caso, un especialista se encarga de retirar el cerumen y, con ello, se recupera por lo general la audición.

¿Cuáles son los síntomas de la pérdida auditiva progresiva?

Puede producirse una pérdida auditiva progresiva tanto en frecuencias bajas como en frecuencias altas.

Si su audición ha empeorado, notará que se le hace cada vez más difícil oír y comprender lo que dice la gente en más y más situaciones. Ciertos sonidos de alta frecuencia, como las voces de mujeres y niños, se vuelven más difíciles de oír. Algunos sonidos pueden incluso desaparecer, como el canto de los pájaros. Puede ser que incluso suba el volumen de la televisión o la radio y quizá ahora también tenga que poner los subtítulos para seguir el hilo de una película o un programa de televisión.

Estos son algunos de los síntomas y signos de la pérdida auditiva progresiva. Muchos de los síntomas de la pérdida auditiva progresiva son similares a los de una pérdida auditiva en general. Lea más sobre los síntomas de la pérdida auditiva.

Si sospecha que su hijo tiene una pérdida auditiva progresiva, verá que cada vez tiene más dificultades para oír en multitud de situaciones y es posible que ni siquiera le responda cuando le habla. Infórmese sobre los signos de la pérdida auditiva infantil.

¿A quién le puede afectar la pérdida auditiva progresiva?

Todo el mundo puede experimentar una pérdida auditiva progresiva y muchos la tendremos en mayor o menor medida a medida que nos hagamos mayores. Los niños también pueden tener pérdida auditiva progresiva. La pérdida progresiva de la audición en la edad adulta es bastante común, como también lo es en la tercera edad. La pérdida auditiva relacionada con la edad generalmente se desarrolla con el tiempo.

¿Qué hacer cuando su audición empeora?

Si nota que su audición ha empeorado y no usa audífonos u otros instrumentos auditivos, debe acudir a un especialista en audición para que le examine los oídos y le haga una prueba de audición para determinar si los audífonos le pueden resultar de utilidad.

Si cree que la audición de su hijo ha empeorado, es muy importante que lo lleve a un especialista para que le revisen y examinen los oídos y la audición.

Si ya usa audífonos o implantes auditivos, acuda a su audioprotesista e infórmele sobre el empeoramiento de su audición. El especialista examinará y revisará su audición y determinará si sus audífonos deben ajustarse o reemplazarse por otros más potentes.

Reciba nuestras noticias sobre pérdida auditiva

Si desea recibir nuestras noticias sobre la pérdida auditiva y otros problemas relacionados con la audición, suscríbase a nuestro boletín.
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva
Escuche la pérdida auditiva
Escuche la pérdida auditiva
Reciba noticias de hear-it