Pérdida de audición conductiva

¿Qué es una pérdida de audición conductiva? La pérdida de audición conductiva se produce cuando se pierde la capacidad de conducir el sonido del oído externo y medio al oído interno.

¿Qué es una pérdida de audición conductiva?

La pérdida de audición conductiva es un tipo de pérdida auditiva que se produce cuando la capacidad de transmitir el sonido desde el oído externo y el medio hasta el oído interno se ve bloqueada o reducida. A diferencia de la pérdida auditiva neurosensorial, cuyo origen se encuentra en el propio oído interno, la causa de la pérdida de audición conductiva está en el mismo proceso de conducir el sonido desde el oído externo a través del oído medio hasta el oído interno.

Síntomas de la pérdida de audición conductiva

La pérdida de audición conductiva conlleva una reducción de la capacidad de oír a un nivel auditivo normal. Los síntomas de la pérdida de audición conductiva son, por lo tanto, una pérdida auditiva total o parcial. La pérdida auditiva puede darse en un solo oído o en los dos. Si la pérdida de audición conductiva se produce de forma repentina o si la audición va disminuyendo de forma progresiva en poco tiempo, lo recomendable es acudir al médico para someterse a un examen auditivo.

Tratamiento de la pérdida de audición conductiva

La mayoría de los casos de pérdida de audición conductiva son temporales y se curan por medio de un tratamiento médico adecuado. Por ello, es importante buscar asistencia médica inmediata. Otros tipos de pérdida de audición conductiva pueden tratarse con audífonos o ciertos tipos de implantes auditivos. Por último, algunos tipos de pérdida de audición conductiva se pueden tratar con cirugía.

Causas de la pérdida de audición conductiva

¿Puede producirse una pérdida de audición por exceso de cerumen? Sí, una de las causas más comunes de la pérdida de audición conductiva se debe a una obstrucción del canal auditivo externo, normalmente causada por el exceso de cerumen. Otras causas de la pérdida de audición conductiva son las infecciones del oído externo, el tímpano roto o perforado, oídos muy pequeños, quistes y tumores, u objetos extraños en el conducto auditivo. La otosclerosis, que consiste en un crecimiento anormal del hueso en el oído medio, también puede provocar una pérdida de audición conductiva.

En el oído medio, la pérdida de audición conductiva se produce debido a infecciones crónicas u otitis media, en la que los fluidos llenan el oído medio de modo que el tímpano no puede moverse. La pérdida de audición conductiva también puede producirse por enfermedades, daños y cambios físicos en el oído medio causados por la otosclerosis, colesteatoma, tumores y barotrauma ótico.

¿Qué hacer si se tiene pérdida de audición conductiva?

Acuda a su médico de cabecera o a un profesional de la audición si cree que tiene pérdida auditiva de tipo conductivo.

Si experimenta un problema en el oído externo, no intente solucionarlo por sí mismo. Es preferible acudir al médico.