Pérdida de audición de baja frecuencia

Las personas con pérdida auditiva de baja frecuencia no pueden oír sonidos en las frecuencias bajas.

¿Qué es una pérdida de audición de baja frecuencia? Se trata de una pérdida auditiva con la que no se pueden oír sonidos en la parte baja de la escala de frecuencias, que suelen ser de 2.000 Hz o más bajos. Estas frecuencias también se conocen como sonidos graves.

Síntomas de pérdida de audición de baja frecuencia

Puede ser difícil identificar una pérdida de audición de baja frecuencia. Las personas con pérdida de audición de baja frecuencia siguen siendo capaces de entender el habla normal y participar en conversaciones.

No obstante, un síntoma puede ser tener dificultades para oír conversaciones en grupos de gente o en ambientes ruidosos y en lugares con ruido de fondo. Otro síntoma puede ser tener dificultades para oír los sonidos del bajo al escuchar música.

Causas de pérdida de audición de baja frecuencia

Las causas de la pérdida de audición de baja frecuencia pueden ser: la edad, el ruido, enfermedades o infecciones. También puede estar causada por factores genéticos. La pérdida de audición de baja frecuencia suele ser una pérdida de audición neurosensorial, que es una pérdida de audición causada normalmente por daños en las células pilosas en el oído interno que recibe los sonidos y los convierte en señales que son transmitidas al cerebro por los nervios auditivos.

Tratamiento de pérdida de audición de baja frecuencia

La pérdida auditiva de baja frecuencia se puede identificar en una prueba de audición. Si cree que tiene pérdida de audición de baja frecuencia, debería contactar con su médico de cabecera o un profesional de la audición.