Pérdida de audición inducida por ruido

¿Qué es la pérdida de audición inducida por ruido? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cómo se trata la pérdida de audición inducida por ruido?

¿Qué es la pérdida de audición inducida por ruido?

La pérdida de audición inducida por ruido es una pérdida auditiva permanente que se produce por una exposición prolongada a altos niveles de ruido. La audición se deteriora gradualmente debido a la exposición a ruido.

La pérdida de audición por ruido también se conoce como hipoacusia por exposición a ruido.

La exposición a ruidos excesivamente altos es una de las causas más comunes de la pérdida de audición.

En una pérdida de audición inducida por ruido se produce un daño en las células ciliadas del oído interno debido a la exposición a ruidos altos. En consecuencia, se reduce la capacidad de las células ciliadas de recoger y transmitir los sonidos al cerebro. Por tanto, la pérdida de audición inducida por ruido es un tipo de pérdida de audición neurosensorial.

Síntomas de la pérdida auditiva inducida por ruido

La pérdida auditiva inducida por ruido puede, en algunos casos, producirse de forma repentina (la llamada pérdida auditiva súbita) tras una exposición a algún ruido muy alto, como puede ser el de una explosión o algún otro tipo de estridencia. En estos casos es posible notar de forma clara que se ha perdido parte de la audición. Si a usted le ocurre algo parecido y nota una pérdida auditiva súbita, debe ponerse en contacto de inmediato con un médico u otorrinolaringólogo.

En muchos casos la pérdida auditiva inducida por ruido se desarrolla de forma paulatina como resultado de una exposición prolongada al ruido, ya sea en el entorno laboral o en su tiempo libre. Cuando el desarrollo de la pérdida auditiva inducida por ruido es de tipo gradual se hace más difícil advertirla. Entre los síntomas y señales de la pérdida auditiva inducida por ruido, como ya ocurre en el caso de otros tipos de pérdida auditiva, destacan los siguientes:

  • Dificultades para comprender lo que dice la gente, como si estuvieran murmurando;
  • Impedimentos para oír la voz de niños y mujeres;
  • Obstáculos a la hora de escuchar lo que se comenta en reuniones y encuentros sociales;
  • Problemas cuando hay ruido de fondo, como en restaurantes.

Si para los demás el volumen de su televisión está demasiado alto o siempre habla a gritos, podría tener ante usted más signos de pérdida auditiva inducida por ruido.

La pérdida auditiva inducida por ruido a menudo va acompañada de tinnitus o acúfenos, nombre con el que se conoce a los pitidos, zumbidos o silbidos en los oídos.

Para algunas personas con pérdida auditiva inducida por ruido es común sentir dolor en los oídos al verse expuestas al ruido.

Causas de la pérdida de audición inducida por ruido

La pérdida de audición inducida por ruido se produce por una exposición a sonidos excesivamente altos durante largos periodos de tiempo, por ejemplo, en el entorno laboral o al escuchar música alta en conciertos o a través de auriculares. Aunque también puede producirse por la exposición a un ruido agudo y de gran intensidad como el producido por un disparo, las sirenas o los fuegos artificiales.

Prevención de la pérdida de audición inducida por ruido

La pérdida de audición inducida por ruido se puede prevenir bajando el volumen, reduciendo el tiempo de exposición a ruidos fuertes y/o utilizando protectores auditivos.

Cura de la pérdida de audición inducida por ruido

Mucha gente se pregunta: ¿Se puede revertir o existe alguna cura para el daño auditivo y la pérdida de audición inducida por ruido?  La respuesta lamentablemente es no. Cuando la exposición al ruido deteriora las células ciliadas del oído interno, el daño sufrido es permanente y las células ciliadas no se pueden recuperar.

Tratamiento de la pérdida de audición inducida por ruido

La pérdida de audición inducida por ruido normalmente se trata con el uso de audífonos.

Artículos relacionados:
Sign up! Get news updates from hear-it.org