Prueba de tonos puros

¿Qué es la prueba o audiometría de tonos puros? El especialista en audición examina la capacidad auditiva mediante la reproducción de diferentes tonos puros que el paciente escucha a través de auriculares.

Durante la audiometría de tonos puros se examina cada oído de forma individual. La prueba de tonos puros mide las respuestas del paciente a la estimulación mediante tonos puros. Se le pide al paciente que indique el momento en el que escucha un tono, bien apretando un botón o bien levantando la mano. Las respuestas obtenidas quedan reflejadas en un gráfico o audiograma que indica el umbral de audición del paciente, es decir, lo suave que pueden ser los sonidos a diferentes frecuencias (Hz) para que la persona siga siendo capaz de oírlos.

En algunas ocasiones, el especialista puede realizar una prueba de conducción ósea para medir la capacidad de oír tonos puros. Se coloca una venda con un pequeño rectángulo plástico detrás de la oreja que permite la transmisión ósea de los ruidos. En lugar de emitir sonidos audibles, se envían pequeñas vibraciones de sonido al oído interno a través de los huesos craneales. Un audiograma refleja las respuestas a estas vibraciones que muestran el umbral de audición del paciente.

La comparación de los resultados de ambas pruebas proporcionan una visión más precisa de cuales son las partes del oído responsables de la pérdida de audición.

Reciba nuestras noticias sobre pérdida auditiva

Si desea recibir nuestras noticias sobre la pérdida auditiva y otros problemas relacionados con la audición, suscríbase a nuestro boletín.
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva
Escuche la pérdida auditiva
Reciba noticias de hear-it
¿Cuál es su nivel de audición?
¿Podrá superar nuestro test auditivo?
Realice esta sencilla prueba auditiva