Niños - Tratamiento de la pérdida de audición

Algunos tipos de pérdida de audición pueden curarse, otros pueden aliviarse.

La mayoría de las pérdidas de audición conductivas, que se producen en el oído externo y medio, pueden curarse, bien con tratamiento médico o con una intervención quirúrgica. A menudo una pérdida de audición conductiva es temporal, p. ej. debida a la presencia de cerumen. Sin embargo, es importante buscar asistencia médica antes de dañar el oído permanentemente.

La pérdida de audición neurosensorial, sin embargo, no puede curarse, pero los audífonos o un implante coclear pueden ayudar a la persona con deficiencia de audición. La pérdida de audición neurosensorial se debe a problemas en el oído interno y suele producirse principalmente como resultado de un daño en las diminutas células pilosas de la cóclea. Algunos tipos de pérdida de audición neurosensorial son hereditarios.

Si su hijo sufre pérdida de audición neurosensorial, debe ayudarle proporcionándole audífonos. Éstos no restablecen la audición de su hijo, pero le ayudarán a sacar provecho de la mayor parte de su capacidad de audición restante.

Otro método para remediar la pérdida de audición neurosensorial puede ser la utilización de un implante coclear. Se utiliza en algunos casos de pérdida de audición profunda y sordera. Un implante coclear es un dispositivo que transforma el sonido en impulsos electrónicos que se transmiten a la cóclea en el oído interno.

Más información:
Reciba noticias de hear-it